Colores relajantes para dormitorios

Los colores de interiores en cualquier espacio probablemente tengan el mayor impacto sobre cómo te sientes en ese lugar. ¿Son los colores suaves y soñadores? ¿Son audaces y vibrantes? ¿Están apagados y serenos?

El dormitorio es un lugar maravilloso para estar en calma y tener momentos de total relajación. Una de las formas más fáciles de lograr estas cualidades deseadas es a través del uso de diferentes colores.

Te damos algunas opciones para lograr este efecto de tranquilidad, frescura y relajación con colores de interiores para tu dormitorio:

Prueba con tonos fríos

Para una atmósfera relajante en tu habitación, busca tonos fríos (tonos de gris, azul, verde y morado) para echar una mano. Se ha demostrado que esta combinación en colores de interiores ayudan a reducir el estrés y la ansiedad. También pueden hacer que un espacio parezca más afectuoso, por lo que son una excelente opción si tu habitación es pequeña.

Colores naturales

En la búsqueda de colores que alivien y relajen, siempre es bueno recurrir a la naturaleza en busca de inspiración. Uno de esos tonos es el color del cielo en un día claro y nítido. Este es uno de los tonos de dormitorio favoritos para las personas que quieren algo un poco más colorido que el gris, pero no quieren nada demasiado oscuro.

Por supuesto que el estar en calma no tiene por qué ser aburrido. Uno de los favoritos para las paredes de los dormitorios es el azul gris oscuro. Es dramático, pero aún conserva un ambiente tranquilo, fresco y sereno. Si te preocupa introducir un color tan profundo en tu habitación, piensa en cómo puedes dividirlo con una gran obra de arte o una cabecera decorativa.

Una combinación fresca

El azul y el blanco como combinación de colores en general es un combo eternamente fresco y limpio. El dormitorio de estos colores se ve amigable, “hogareño” y acogedor.

Una de las mejores formas de calentar una paleta de colores fríos es incluir materiales de tonos cálidos como la madera y fibras naturales como el sisal, el alga marina y el yute.  Asegúrate de incorporar algunos tonos tierra (como muebles de madera) para poner a tierra el espacio.

Para ayudar a que la luz rebote alrededor de una habitación que tiene paredes de color gris azulado oscuro, inyecta muchos elementos blancos.

Color Lavanda

Un color de pared de lavanda apagada es una opción sofisticada de colores de interiores para un dormitorio principal. Se cree que los tonos morados reducen el estrés, por lo que este que es súper suave seguramente te dará un aura calmante.

Sin embargo, definitivamente es un tono frío, así que piensa en cómo puedes contrarrestar esa frescura con pisos de madera cálidos o una alfombra de tonos cálidos.

Relacionado: Ideas para decorar y renovar salas

Crea una acogedora habitación de otoño

Si deseas agregar detalles otoñales para tu cuarto, piensa en detalles como pintar madera, agregar colchas o ropa nueva a la cama, o incluso agregar colores de pintura a las paredes.

Si te gustan los paisajes otoñales con las hojas cambiantes, las nuevas modas y la sensación de cambio de clima para darle paso al invierno. Es posible que hayas considerado poner esta estación en el interior de tu cuarto.

Es un buen momento para cambiar las cosas en el hogar también. Agregar cojines nuevos, intercambiar plantas de una habitación a otra y, por supuesto, cambiar la ropa de cama.

Con estas y más ideas, vamos a ayudarte a crear un espacio y ambiente que se sienta reflejado el otoño en toda la habitación.

Prueba renovando los muebles

Técnicas de como pintar madera, agregar detalles de naturaleza, colores cafés, terrosos o crema tipo arena pueden ayudarte a crear este efecto.

Si tú tienes un mueble que ha tenido mejores tiempos, es tal ves un buen momento para que le des una buena renovada.

Con algunos sencillos pasos, puedes transformar la apariencia de los muebles hacia algo muy colorido o lo opuesto en estilo vintage.

La sensación de muebles de madera en la habitación denota una sensación natural y acogedora para querer permanecer tranquilo en tu propio cuarto.

Además, los muebles de madera son un estilo que se adapta a casi cualquier tipo de corriente en el diseño de interiores de cuartos.

Usa Cobertores que combinen

¿Has pensado alguna ves en usar cobertores con colores brillantes y alegres? Esta es una manera perfecta de alegrar un dormitorio y darle una apariencia totalmente nueva.

Este color, que está enfocado en colores para verano, funciona muy bien para el otoño. Es perfecto para una habitación con paredes blancas o grises. Pero incluso si tienes un fondo de pantalla floral, aún puedes hacer que esto funcione.

El agregar colores brillantes en la habitación es una estrategia algo atrevida, sin embargo, los resultados pueden ser muy positivos. Además, si te quieres arriesgar, los cobertores en la cama son un accesorio fácil que se puede cambiar sin mucho problema.

Prueba con Gris

El gris es un color moderno y es popular hoy en día. Usando este color puedes estar brindando una decoración mínima con un poco de colores en los accesorios. Es un diseño típico para una habitación de invierno, sin embargo, el combinarlo con maderas naturales y materias primas da un aspecto general de calidez y confortabilidad.

Agregar mantas gruesas, iluminación suave y muebles de madera que tu mismo puedes acondicionar (busca tutoriales especializados de como pintar madera y modificarla a tu gusto) crean un ambiente muy acogedor con colores de cobertores y accesorios de diferentes tonalidades.

Prueba este o más estilos para sentirte más cómodo en tu propia habitación. Hay una gran variedad de estilos que puedes usar, busca el que más te guste y no dudes renovar tu cuarto en tus próximos proyectos.

Busca más ideas con colores para las diferentes habitaciones de tu casa

Colores para las diferentes habitaciones de tu casa

Comienza con una puerta de entrada que sea inolvidable ¿Cuál es el cambio de imagen más rápido y fácil que puedes hacer? Pinta tu puerta de entrada con un color brillante y audaz.

Busca entre los siguientes consejos para encontrar inspiración y lograr un cambio en tu hogar.

Vestíbulo moderno

Dale a tu vestíbulo una modernización soleada. Las entradas son las primeras impresiones. Escoge pintura acrílica de tonos alegres con un tono brillante y soleado.

Refresca tu cocina

Una bonita cocina no necesita ser blanca. Elije un color que sea interesante, pero que sea lo suficientemente neutral como para no cansarse del rápidamente. Por lo general el color blanco puede ser usado como comodín al agregar toques de otros colores.

Lleva la fiesta a tu comedor

Incluso los comedores formales pueden divertirse un poco. Cada color de pintura acrílica del arco iris es un juego, intenta con alguno de sus colores y dale un toque muy vistoso a tu comedor.

Crea una sala que te dé vida

Audaz y brillante o luminosa y aireada, no hay forma incorrecta de ir a la sala. El tono azul vibrante es energizante, pero un azul pálido sería calmante y sereno. Encuentra tu tono perfecto de azul, aunque en general este color puede funcionar en cualquier habitación, así que enloquece con todas sus tonalidades.

Verdadero y fresco

Hay una razón por la que el verde funciona en todas las habitaciones. Es un tono que se encuentra en la naturaleza por lo que ayuda a combinar con todo estilo. Sin embargo, debes de ser cuidadoso al elegir el tono de verde correcto. Elije entre pintura color limón y trébol para un espacio inspirado en la naturaleza.

Haz de tu baño un lugar zen para alejarte

Ya sea que desees un comienzo más brillante del día o un spa en casa, hay un estilo que te gustara y un color de pintura ideal.  Toma muy en cuenta el color verde salvia que seguramente te transmitirá mucha tranquilidad. Decorar con gris no tiene que ser aburrido y haciendo una combinación original te dará la tranquilidad que buscas.

Último consejo

Aprende psicología del color, para que sepas lo que funciona para ti. La psicología del color puede servirte mucho para escoger los colores adecuados para cada habitación de tu casa.

Un tono calmante adecuado puede hacer maravillas para mente y alma. Puedes pensar que solo funciona para azules pálidos, pero el contraste de un color claro y oscuro, o, en este caso, paredes blanquecinas con acentos color chocolate y azul profundo, tiene un poderoso efecto.

Relacionado: 10 Consejos para pintar como un profesional

10 consejos para pintar como un profesional

No importa si esta es tu primera vez pintando una pared o a tienes experiencia, estos consejos y trucos pueden a ayudar a cualquiera para que el terminado se vea profesional.

 Escoge la pintura correcta

Tomate algo de tiempo para encontrar el color y tipo de pintura correcto para tu proyecto, aparte de estudiar marcas para encontrar la que te parezca de mayor calidad.

Además, debes de saber que tipo de superficie vas a pintar, ya que no es lo mismo pintar concreto que Tablaroca o madera.

No pintes en días calurosos o húmedos

Si tú tienes el tiempo para esperar por días a que se seque la pintura no hagas caso a este consejo. Recuerda siempre abrir las ventanas, esto no solo sirve para que la pintura seque rápido, sino que también ventilaras los olores fuertes que se originan por pintar.

Usa colores de pinturas para casa para casas bajas en VOC si quieres una opción con menos químicos y olores. Estas pinturas con bajas VOC se recomiendan más por cuestión de salud.

Ilumina

Una buena iluminación te ayudará a ver partes que no se han cubierto bien de pintura y otros errores, aparte podrás apreciar mejor el color que elegiste. Usa luz artificial cuando sea necesario, sin embargo, es mejor abrir las ventanas al momento de pintar cuando el día está más iluminado.

Limpia las paredes

Si las paredes están limpias, la pintura se adherirá mejor. Usa una mezcla de agua tibia y jabón para lavar trastes. Con una esponja, limpia las superficies de la pared desde arriba hacia abajo. Deja secar completamente antes de comenzar a pintar.

Después de pintar también es importante mantener la superficie limpia, para que el color dure más y se aprecie mejor

Quita todo

Quitar los muebles es sentido común, pero también recuerda que es importante cubrir los muebles que no llegas a quitar. Las tapas de luz, manijas y algunos detalles son necesarios cubrir con cinta para que no se estropee tu trabajo. Si hay clavos en las paredes es mejor quitarlos también.

Usa masilla de yeso para cubrir los huecos, lija y limpia el polvo.

Usa cinta de pintor

No hay que ser orgullosos, aunque piensas que no la necesitas, lograras un mejor trabajo con la cinta. Otra gran ventaja del uso de la cinta es que puedes pintar más rápido sin preocuparte por los detalles. Cubre los interruptores que no puedas quitar, borde de los pisos y bordes de las ventanas.

Pinta de arriba abajo

Si entre tus planes esta también pintar el techo, es necesario y mucho más recomendable empezar por aquí. Posteriormente pinta las partes más altas de la pared. Si es posible, trata de pintar de arriba hacia abajo sin parar en el medio. De esta manera no caerán gotas en partes que ya se han pintado.

 No uses mucha pintura

Cada capa de pintura que agregas debe ser delgada. No uses más pintura solo para terminar rápido, ya que se secará lento y tendrás como resultado muchas burbujas que arruinaran tu trabajo. Usa poca pintura y déjala secar, si es necesario aplica más capas. No te arrepentirás de haberte tomado un tiempo para que luzca mejor por años.

Deja secar completamente

Este consejo es bastante útil para cuando necesitas pintar más de una capa. Necesitas dejar que la pintura seque completamente. Si esta no seca bien antes de otra capa, la superficie no se vera nada bien al agregarle más pintura encima.

Deja que la pintura cure por lo menos 24 horas antes de usar de nuevo el ambiente cuando hayas terminado, para evitar que se hagan marcas.

Escoge brochas y rodillos de calidad

Si necesitas nuevas brochas o rodillos, escoge unos que sean de buena calidad. Pregunta en la tienda que surte pintura cuales son los productos más recomendados. Unas buenas brochas y rodillos cubrirán mejor la superficie, por lo que ahorras en pintura y trabajo. Aunque tal vez se gaste más en una primera inversión, tendrás herramientas que podrás usar varios años más.

Relacionado: 3 accesorios básicos para pintar

3 accesorios básicos para pintar

Para algunas personas, el primer y principal paso para pintar una habitación es el reunir los accesorios y suministros de pintura. Por lo que la selección del color de la pintura es una decisión importante. Después de eso debes de ver si cuentas con lo necesario para que puedas pintar por ti mismo.

En el mundo de como pintar una casa no ha dado muchos cambios desde las últimas décadas, ha tenido cambios significativos como el que la pintura sea más segura (¡Adiós al plomo!). Estas pinturas están hechas con menos químicos y hasta existen ya pinturas autocebantes.

Sin embargo, la evolución en los accesorios para pintar no ha cambiado mucho. Esas herramientas han sufrido cambios mínimos desde hace ya varias décadas, por lo que no te desesperes al sentirte “primitivo”.

Ya sea que seas un aficionado a pintar y al bricolaje o todo un profesional, echa un vistazo a las herramientas que te recomendamos tener para lograr ese proyecto de pintar sin ningún contratiempo. Entre los accesorios para pintar más populares están:

Pinceles

El tener un promedio de 3-4 pinceles en tu inventario. Una grande de tipo 4-6 pulgadas para las áreas más grandes, una mediana de 2-3 pulgadas para bordes de puertas y parecidos y un par pequeñas entre 1-2 pulgadas para poder detallar adecuadamente

Si tu presupuesto lo permite te recomendamos que inviertas en una brocha o pincel de mayor calidad. Los pinceles convencionales o más baratos pueden tener muchas cerdas que se caen, lo que se vuelve muy frustrante al intentarlos sacar de la pared recién pintada.

Rodillos de pintura

Si estas pintando una superficie plana de gran tamaño, lo más probable es que decidas utilizar un rodillo de pintura, Ya sea para techos altos, paredes muy largas, o incluso superficies varias, es posible que también uses accesorios como un poste largo. Del mismo modo que con un pincel, recomendamos utilizar un rodillo de mayor calidad para tener un mejor trabajo.

Esto se debe a que los rodillos más baratos tienden a no ser capaces de sostener tanta pintura de manera uniforme, por lo tanto, cuando se enrolla la pintura en la pared, se depositará de manera desigual en la pared. Esto hace que la pintura sea difícil de mover y produce un acabado disparejo.

Comprar rodillos de mayor calidad también significará que puede limpiarlos y reutilizarlos, lo que le ahorrará dinero a largo plazo.

Bandeja de pintura

El tener una bandeja de pintura es un accesorio casi fundamental. Solo debes tomar en cuenta si estas utilizando un rodillo muy largo, que en la bandeja pueda entrar el rodillo sin problemas.

Algunas bandejas tienen un área muy poco profunda donde se deposita la pintura. Intenta conseguir uno que tenga un área lo más profunda posible. ¡Esto ahorrará tiempo ya que no tendrá que recargarlo constantemente con pintura!

Relacionado: como preparar un mueble antes de pintarlo.