Cómo comprar la mejor pintura para interiores

No hay nada como una nueva capa de pintura para iluminar una habitación; un nuevo color puede transformar tu casa en un nuevo espacio.

Pero antes de que puedas disfrutar de la nueva apariencia, hay mucho trabajo por hacer y elegir la pintura adecuada no es fácil. Por esa razón, es una buena práctica investigar acerca de los colores para pintar una casa.

Una pintura puede verse muy parecida a otra cuando estás en la ferretería, pero pueden ser muy diferentes una vez que están en las paredes.

Aquí hay algunos puntos útiles que debes conocer sobre la diferencia entre crema, blanco, blanquecino, marfil y beige. También conoce el tipo de acabado y comprueba cuál es el que necesitas.

Una pintura debe ser resistente al moho

La pintura que dice ser resistente al moho contiene un aditivo para inhibir el crecimiento de moho y hongos; esto es útil en las partes húmedas de la casa o si vives en una zona con mucha humedad.

Algunas pinturas también reclaman propiedades antibacterianas, pero esta no es una consideración importante para la mayoría de los hogares.

Nivel de brillo

Como regla general, cuanto mayor sea el brillo, más duradera será la pintura y mejor resistirá a las manchas, los rayones y la humedad.

Por supuesto, cuanto mayor sea el nivel de brillo, más brillante y reflectante será la pintura. La pintura de alto brillo es muy efectiva para grandes áreas de paredes y techos.

Ten en cuenta que no existen definiciones rígidas para estos niveles de brillo y los acabados pueden variar entre las marcas.

Plano

Muy poco brillo. Bueno para ocultar pequeñas imperfecciones superficiales. Para techos y paredes en áreas de poco tráfico.

Mate

Ligeramente más brillante que una pintura mate, pero igualmente bueno para ocultar imperfecciones menores de la superficie. Apto para paredes interiores.

Brillo bajo

Es un color diseñado para la mayoría de las paredes interiores. Generalmente buena resistencia a las manchas.

Semi brillante

Más resistente a las manchas y la humedad y más fácil de limpiar. Para pasillos, cocinas, baños, puertas y molduras.

Brillo

Muy resistente a las manchas y la humedad y fácil de limpiar. Para muebles, puertas, barandillas, molduras, cocinas y baños.

¿Qué tipo de pintura necesitas? ¿Ya tienes idea del color que vas a comprar? Toma en cuenta todos estos tips y realiza un gran trabajo de bricolaje.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Pinta las paredes como un experto

Pinta las paredes una a la vez y lograrás un aspecto más suave y uniforme. Aquí te presentamos una de las mejores técnicas de pintura llamada “trabajar hasta un borde húmedo”.

Pero antes, no olvides seleccionar tu color especial para tu paredes. Puedes preguntar a un experto acerca de los colores para pintar una casa. Ten presente el tono que quieres y elige el indicado. ¿Estás listo?

Pinta las paredes 1

Pinta de arriba a abajo

Trabajando de arriba a abajo, rueda hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la pared en una serie de trazos en forma de V o W hasta que la sección esté cubierta.

Antes de recargar tu rodillo y pasar a la siguiente sección, pase el rodillo sobre el área que acabas de pintar con un trazo suave y continuo de arriba a abajo.

Estos trazos suavizantes emparejan el pelaje y ayudan a tapar líneas y huellas.

Levanta ligeramente el rodillo de la pared para evitar dejar marcas al final y para mezclar perfectamente diferentes áreas.

Vuelve a mezclar con frecuencia tu pintura con una varilla de mezcla o una herramienta de mezcla de pintura. Debes hacer esto cada vez que dejes la pintura en reposo durante un período prolongado de tiempo.

Espera de 2 a 4 horas para que se seque la primera capa antes de aplicar una segunda capa. Sigue exactamente el mismo proceso y las mismas técnicas que se utilizan para imprimar tus paredes.

Consejo 1: Mantén tu color uniforme. Una vez que hayas usado medio galón de pintura, vuelve a llenar esa lata con pintura de una lata diferente y mezcla. Si estás haciendo un trabajo grande, mezcla varios galones en un balde de 5 galones.

Sigue los siguientes pasos para limpiar

Retira la cinta de pintor justo antes o después de que la pintura se seque por completo. Si se deja por mucho tiempo, pequeños trozos de cinta pueden romperse y dejar residuos al retirarlos. Desecha la cinta de pintor usada.

  • Sella bien la pintura restante en latas.
  • Limpia a fondo las brochas y los rodillos con agua tibia y jabón.
  • Quita las telas protectoras y vuelve a colocar los muebles en su lugar.

Consejo 2: Usa un cuchillo para cortar la cinta de pintor seca mientras tiras de ella en un ángulo de 45 grados.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Pasos para restaurar muebles viejos

Dar nueva vida a los muebles viejos no es un proceso rápido, pero vale la pena el esfuerzo cuando tienes un hermoso mobiliario.

Si bien la restauración de muebles antiguos lleva mucho tiempo, no es necesariamente complicada siempre que sigas el proceso paso a paso.

Las herramientas y los productos correctos harán que la tarea sea mucho más fácil e infinitamente gratificante.

Incluso si no sabes bien cómo barnizar un mueble antiguo, estos seis pasos para restaurar muebles viejos harán que esas piezas antiguas vuelvan a estar de moda.

1. La seguridad es lo primero

Restaurar muebles viejos requiere productos químicos y herramientas que pueden ser peligrosos para tu salud si no se toman ciertas precauciones.

Siempre usa las herramientas adecuadas para el trabajo; no solo para facilitar la tarea, sino también para que tú y tu familia estén seguros.

Utiliza un equipo de protección como guantes de goma, una prenda con mangas largas y gafas para evitar salpicaduras y quemaduras.

Trabaja en un área bien ventilada, preferiblemente al aire libre, para no inhalar vapores nocivos.

2. Identificar un acabado antiguo

Antes de que puedas restaurar muebles antiguos, determina el acabado actual de la madera.

Los acabados naturales como el barniz y la laca son difíciles de identificar a simple vista y pueden requerir cierta experimentación.

3. Limpieza de los muebles viejos

A veces, restaurar muebles viejos puede ser tan fácil como limpiar bien una pieza.

Primero, usa un limpiador de madera comercial a base de aceite para cortar las capas de suciedad y cera en la superficie de tu mueble.

Si el limpiador de madera por sí solo no devuelve los muebles a su brillo original, cámbialo a una solución de agua tibia y detergente líquido.

Si ninguno de estos métodos limpia los muebles, es posible que debas recurrir a una limpieza con solvente para restaurar muebles viejos.

Procura trabajar en un área bien ventilada.

4. Pule las imperfecciones

Los rayones y grietas pueden opacar la superficie de la madera.

La forma más sencilla de reparar el acabado es aplicar disolvente a la zona para pulir las imperfecciones.

5. Usa un removedor

El primer paso en la restauración de muebles antiguos es quitar el acabado viejo para dejar espacio para el nuevo tinte.

Más capas de pintura requerirán una fórmula de removedor más resistente para aflojar las capas viejas y luego raspar.

6. Reacabado

Ahora viene la parte divertida de la restauración de muebles antiguos: aplicar una nueva capa de tinte y acabado para darle un aspecto completamente nuevo a tu pieza.

Antes de comenzar este proceso, lija la pieza con papel de lija y luego limpia la superficie con una aspiradora y un paño de microfibra.

Aplica un sellador y deja reposar durante la noche para un segundo lijado al día siguiente.

El segundo lijado debe realizarse con una lija más delgada. Usa laca, barniz tradicional o poliuretano para proteger la madera y el tinte, y también para agregar un brillo agradable.

muebles viejos

Restaurar muebles viejos es un proceso gratificante que puede aportar un aspecto completamente nuevo a las piezas de madera de tu hogar.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Consejos para obtener el tono perfecto de pintura blanca

¿Quieres obtener el tono perfecto de pintura blanca en tu recámara? Entonces quédate a leer esta información y toma nota:

Los blancos cálidos se tiñen con tonos cremosos, rojos o marrones, mientras que los blancos fríos se tiñen con tonos negros, azules o verdes.

Los blancos cálidos se consideran tonos más suaves, pues crean una sensación de calma y se adaptan particularmente a las casas de estilo costero o cabaña.

En cuanto a los blancos fríos, podemos afirmar que crean la ilusión de más espacio y se adaptan a las casas de estilo contemporáneo.

Si vas a utilizar pintura vinílica blanca para pintar tu casa, ve pensando si quieres un blanco cálido o frío.

Habitación orientada al norte o al sur

Otra consideración sobre si seleccionar un tono blanco cálido o frío es la cantidad de luz natural que recibe el espacio.

Las habitaciones que dan al sur suelen ser bastante oscuras, por lo que un blanco más cálido ayudará a que este espacio se sienta acogedor y atractivo.

Por otro lado, las habitaciones orientadas al norte pueden inundarse de luz natural y un blanco frío puede ayudar a equilibrar el brillo.

tono perfecto de pintura blanca

Elige el tono perfecto y considera otros colores en el espacio

Si estás renovando, es probable que debas considerar los materiales existentes en el espacio, como alfombras o cortinas.

Si tienes pisos de madera, los blancos más cálidos a menudo se mezclan de manera más fluida en estos espacios, mientras que los blancos fríos pueden aparecer levemente verdes.

Demasiado contraste entre los colores existentes y el tinte utilizado en tu pintura arrojará colores que no deseas, así que busca cierto nivel de consistencia en los matices.

Limita tus opciones

Una vez que tengas una idea bastante clara del tipo de pintura blanca que deseas seleccionar, mira las tarjetas de colores para limitar tus opciones.

tono perfecto de pintura blanca 3

Prepara tus muestras y elige el tono perfecto

Nunca es una buena idea seleccionar el color de tu pintura basándose solo en tarjetas de colores.

Crea tus propias muestras colores y aplica una cantidad generosa en la pared que vas a pintar. Sugerimos una muestra de al menos 30 cm por 20 cm para que puedas imaginar cómo se vería a mayor escala.

Deja que las muestras de color se sequen y revísalas en los próximos días, mirándolas en diferentes momentos del día para ver cómo cambian los colores según la cantidad de luz natural en la habitación.

También te puede interesar: Cómo quitar el papel tapiz con agua y jabón

Cómo crear una sala de juegos en tu hogar

Después de la pandemia mundial por la que estamos pasando actualmente, las salas de juego se han popularizado significativamente. El estar todo el tiempo en casa puede ocasionar mucho estrés, y salir a distraerte tal vez no sea la idea más inteligente. Por eso, aquí te diremos cómo crear una sala de juegos en tu hogar.

Estilo

Un aspecto a considerar es elegir una paleta de colores para interiores y un tema de diseño. Algunas salas de juegos pueden ser minimalistas, utilizando solo las mesas de juego con pocos adornos en la habitación.

Otras salas de juegos optan por un tema de diseño completo. Un ejemplo es crear un espacio donde, aparte de las mesas de juego, agregues un bar industrial o minibar.

En cuanto a los juegos, puedes hacer que el área parezca una sala de juegos clásica si optas por videojuegos de arcade o máquinas de pinball. Agrega carteles retro con juegos clásicos en las paredes.

También está la opción de crear una clásica sala de billar llena de ricas texturas y elegantes accesorios de iluminación. El área debe reflejar tus gustos e intereses ante todo.

Juegos

Decide qué juegos quieres tener. Recuerda que puedes tener más de un tipo de actividad. Combinar una mesa de billar con una de tenis es una idea muy común en la sala de juegos. Un futbolito también es una alternativa complementaria.

También puedes encontrar otros juegos más pequeños, como un tablero de dardos en la pared. No descartes la alternativa de videojuegos modernos.

sala de juegos con mesa de billar

Combina tu área de juegos

Si no cuentas con una habitación exclusiva para juegos, puedes agregar a tu sala de estar un juego pequeño, como un futbolito; o coloca en una esquina gabinetes con juegos electrónicos.

Esta también es una gran idea para hogares con espacios pequeños, donde convertir áreas en espacios multifuncionales puede ayudarte a ahorrar espacio.

Otras ideas podrían ser agregar un tablero de dardos en un estudio, instalar una mesa de billar al lado de un área de bar en casa o colocar  una mesa de pingpong en un loft.

Organiza tu sala de juegos

Cuando se trata de planificar una sala de juegos, hay un principio de diseño clave. La sala de juegos en sí debe diseñarse en torno al juego más grande, que sirven como  punto focal. Puedes colocar la mesa de juegos principal en el centro de la habitación.

Todo lo que agregues a la habitación debe estar organizado a partir del juego más grande de la sala. Para otros estilos de juegos, el punto focal podría ser un televisor de pantalla grande si se trata de una sala de videojuegos.

Ahora ya tienes una noción de cómo crear una sala de juegos en tu hogar y puedas sobrellevar la cuarentena de una manera divertida. No olvides compartirnos los resultados de tu proyecto en los comentarios.

También te puede interesar: Cómo tapar un agujero en la pared de tu hogar.