Consejos para obtener el tono perfecto de pintura blanca

¿Quieres obtener el tono perfecto de pintura blanca en tu recámara? Entonces quédate a leer esta información y toma nota:

Los blancos cálidos se tiñen con tonos cremosos, rojos o marrones, mientras que los blancos fríos se tiñen con tonos negros, azules o verdes.

Los blancos cálidos se consideran tonos más suaves, pues crean una sensación de calma y se adaptan particularmente a las casas de estilo costero o cabaña.

En cuanto a los blancos fríos, podemos afirmar que crean la ilusión de más espacio y se adaptan a las casas de estilo contemporáneo.

Si vas a utilizar pintura vinílica blanca para pintar tu casa, ve pensando si quieres un blanco cálido o frío.

Habitación orientada al norte o al sur

Otra consideración sobre si seleccionar un tono blanco cálido o frío es la cantidad de luz natural que recibe el espacio.

Las habitaciones que dan al sur suelen ser bastante oscuras, por lo que un blanco más cálido ayudará a que este espacio se sienta acogedor y atractivo.

Por otro lado, las habitaciones orientadas al norte pueden inundarse de luz natural y un blanco frío puede ayudar a equilibrar el brillo.

tono perfecto de pintura blanca

Elige el tono perfecto y considera otros colores en el espacio

Si estás renovando, es probable que debas considerar los materiales existentes en el espacio, como alfombras o cortinas.

Si tienes pisos de madera, los blancos más cálidos a menudo se mezclan de manera más fluida en estos espacios, mientras que los blancos fríos pueden aparecer levemente verdes.

Demasiado contraste entre los colores existentes y el tinte utilizado en tu pintura arrojará colores que no deseas, así que busca cierto nivel de consistencia en los matices.

Limita tus opciones

Una vez que tengas una idea bastante clara del tipo de pintura blanca que deseas seleccionar, mira las tarjetas de colores para limitar tus opciones.

tono perfecto de pintura blanca 3

Prepara tus muestras y elige el tono perfecto

Nunca es una buena idea seleccionar el color de tu pintura basándose solo en tarjetas de colores.

Crea tus propias muestras colores y aplica una cantidad generosa en la pared que vas a pintar. Sugerimos una muestra de al menos 30 cm por 20 cm para que puedas imaginar cómo se vería a mayor escala.

Deja que las muestras de color se sequen y revísalas en los próximos días, mirándolas en diferentes momentos del día para ver cómo cambian los colores según la cantidad de luz natural en la habitación.

También te puede interesar: Cómo quitar el papel tapiz con agua y jabón

Selecciona los colores adecuados para tu hogar

La selección de pintura es una de las decisiones más importantes y rentables que puedes tomar. Las opciones de pintura adecuadas conectan armoniosamente los espacios.

Ten en cuenta cómo los colores afectan nuestro estado de ánimo. Algunos colores hacen que las personas se sientan tranquilas o en caso contrario, agitadas.

Hazlo tú mismo y comparte con tus amigos esta información.

Empieza desde cero

El diseño puede resultar abrumador. La gente a menudo quiere saber exactamente por dónde empezar. Para cualquier habitación, es mejor que comiences desde cero.

No importa si tienes pisos de madera, tapetes, baldosas, piedra o alfombras de pared a pared. Pensar primero en tu piso dictará cómo se superponen otras piezas en el espacio.

Considera la casa como un todo

Si eliges un tono neutro sin mucho estampado o color, tienes más opciones con colores o tapizados. Si comienzas con una alfombra antigua, puedes seleccionar colores de la alfombra para formular una paleta de colores.

Es importante planificar estas cosas en conjunto, de lo contrario terminarás con el efecto circo: suceden demasiadas cosas sin que el espacio en su conjunto funcione al unísono. Comenzar con un sofá o sillas tapizadas limita tu estilo de inmediato.

Hay más flexibilidad con algo como una alfombra de área con docenas o incluso cientos de posibilidades. Aquí es donde tienes opciones y luego puedes comenzar a colocar los demás objetos.

Lo más costoso no siempre es lo mejor

Los objetos más humildes pueden tener más alma y ser lo más bello de una habitación. No tengas miedo de mezclar puntos de precios altos y bajos. No todo debe ser costoso para ser importante.

Muestra colores de pintura reales en tus paredes cuando busques opciones. Obsérvalos con luz natural, luz de la mañana y de noche. A menudo, un color preferido que funcionó bien para un proyecto no funcionará para otro.

Lo que podría funcionar en la casa de tu amigo podría no funcionar en tu casa.

También te puede interesar: Recomendaciones para elegir tu cocina ideal

Pasos para pintar paredes como un profesional

Pintar una habitación es un proyecto muy recurrente tanto para principiantes como para expertos en bricolaje. Después de todo, es un trabajo relativamente económico y, si algo sale terriblemente mal, es fácil de arreglar.

Pero antes de tomar tu rodillo y comenzar, necesitas tener un plan de trabajo. Sigue leyendo para aprender a pintar una habitación y de paso conoce la paleta de colores para interiores.

Planifica tu enfoque

Comienza pensando en cómo deseas que se vea el proyecto terminado y recuerda que no estás limitado a cuatro paredes del mismo color. Considera pintar una pared decorativa en un tono llamativo o resaltar las molduras en un tono o acabado contrastante.

Cómo elegir un esquema de colores para casas

Y no olvides mirar hacia arriba y ver si el techo también necesita una actualización.

Elige tu color favorito

¿Quieres un tono cálido o frío? ¿Un tono neutro o saturado? Si tienes muebles o cuadros, también querrás considerar cómo la sombra los complementará. Una vez que tengas una idea de lo que estás buscando, elige algunos tonos y obtén muestras.

Prueba las cortinas para ver cómo se ven en la habitación en diferentes momentos del día.

Elige tus herramientas y materiales

Cada proyecto es único y es posible que necesites diferentes herramientas según la pintura que elijas y el estado de tus paredes, pero hay algunos elementos imprescindibles:

  • Pintura
  • Rodillo
  • Poste de extensión del rodillo de pintura
  • Paños
  • Pinceles
  • Bandeja de pintura
  • Lijas
  • Cinta de pintor
  • Espátula

Determina cuánta pintura vas a necesitar

¿Planeas blanquear una pared gris carbón? Es probable que necesites pintura adicional cuando pases de oscuro a claro. Una base de color profundo tiende a requerir más capas de pintura que un color más claro.

Si estás pintando una superficie con mucha textura en lugar de una lisa, compra un poco más.

Prepara las paredes y la habitación

No querrás dañar tu sofá favorito o la reliquia que te regaló tu abuelita, así que cubre todos los muebles de la habitación. Si no tienes suficiente espacio, empuja todo hacia el centro.

Cubre las piezas con una tela protectora o una lona de plástico liviana y haz lo mismo con el piso.

Usa masking tape o un rollo de cinta de pintor y aplícalo firmemente en los bordes de las esquinas de la habitación, molduras y marcos de puertas y ventanas, usando una espátula para sellar si es necesario.

Quita las cubiertas de los tomacorrientes y los interruptores de luz y aplica la  cinta para protegerlos de las gotas de pintura.

Elige tus técnicas de pintura

Trabaja desde la parte superior de la habitación hacia abajo, comenzando por los techos. Si estás cubriendo paredes oscuras con un tono más brillante, toma en cuenta tres capas: el sellador, más dos capas del nuevo color para asegurarte de que no se vea nada.

Cuando apliques pintura con el rodillo, usa trazos largos en forma de W para una cobertura amplia (y para evitar esas molestas marcas de rodillo). Una vez que la pared esté seca al tacto, estará lista para una segunda capa.

Si estás pintando la moldura, retira la cinta de pintor y espera a que las paredes se sequen antes de aplicar cinta adhesiva. Comienza con la moldura más cercana al techo, continúa con los marcos de puertas y ventanas y, finalmente, los zoclos.

No olvides la ventilación

Asegúrate de que tu espacio esté bien ventilado durante todo el proyecto. Mantener la habitación caliente y un ventilador en funcionamiento, definitivamente ayudará a acelerar el proceso de secado.

Limpieza profunda

Quita toda la cinta asegurándote de que cualquier derrame o salpicadura esté seca antes de moverla. Para pinturas a base de látex y agua, limpia las brochas con agua y jabón.

Si utilizaste las brochas en pintura de aceite, déjalas reposando en un recipiente con diluyente. ¡Ten mucho cuidado si tienes niños pequeños o mascotas!

Date suficiente tiempo

El tiempo que tome tu proyecto dependerá del tamaño de tu habitación, cómo estés pintando y tu nivel de habilidad. Por ejemplo, usar un tono oscuro en las paredes y pintar el techo y las molduras llevará más tiempo que simplemente hacer las paredes en un tono neutro.

Si bien algunos espacios se pueden realizar en pocas horas, otros pueden demorar varios días. Asegúrate de presupuestar más tiempo del que piensas y no olvides tener en cuenta la preparación y limpieza.

También te puede interesar: 4 tendencias de diseño de interiores

Grandes consejos para decorar tu hogar

Aquí te brindamos excelentes consejos para la decoración de tu hogar. Estas recomendaciones están hechas para los no expertos que solo buscan hacer que nuestros espacios se sientan más atractivos. ¡Gracias a ti por tú empeño y dedicación!

Ya sea que estés amueblando una nueva casa, renovando tu cocina o simplemente quieras algo de inspiración para renovar tu hogar: hazlo tú mismo con estos tips.

Determina tu estilo

¿Cómo quieres que se sienta un espacio? Aquí tienes un truco que te ayudará a perfeccionar tu estilo: echa un vistazo a tu armario. ¿Prefieres prendas a medida o prefieres prendas más holgadas y cómodas?

Otra forma de ayudarte a determinar tu estilo es pensar en palabras clave que definan cómo quieres que se sienta un espacio. ¿Tradicional, formal, elegante? ¿Juguetón, gracioso, atractivo? ¿Monocromático, aerodinámico, moderno?

Toma nota de las inspiraciones de diseño en todas las facetas de la vida. Recuerda un hotel en el que te hospedaste o un restaurante en el que cenaste que te llamó especialmente la atención.

Quizás fue un interior minimalista de algún país o ciudad que hayas visitado o un bar amueblado con sillas de cuero gastadas.

Descubre lo que no te gusta

Es mucho más fácil para las personas expresar lo que no les gusta. Al incluir lo que no te gusta en la ecuación, puedes eliminar algunas cosas y limitarte a otras.

Un color determinado puede evocar sentimientos de una tendencia de diseño pasada. Estos recuerdos y reacciones son muy personales e individuales, pero también definen nuestros gustos.

Piensa en el equilibrio de un espacio

Las personas a menudo usan muebles que son demasiado grandes o demasiado pequeños para un espacio.

Para salas más grandes, considera la posibilidad de establecer zonas para diferentes actividades: un área para sentarte que sea propicia para la conversación; un área de trabajo con escritorio, etc..

Piensa en el peso y la distribución visual para equilibrar un espacio. La proporción y la escala son claves para cualquier diseño.

También te puede interesar: Utiliza más de un color de pintura en una habitación

Aquí te decimos cómo pintar como un profesional

Estos consejos harán que tu próximo trabajo de pintura sea un rotundo éxito. Consulta la paleta de colores para interiores y elige el que mejor te convenga.

pintura

Aprovecha el clima caluroso para pintar

La humedad significa goteos y secado lento, así que evita pintar en un día lluvioso. Si debes pintar cuando está húmedo, tómate tu tiempo y aprovecha la pintura de secado lento para corregir tus errores antes de pasar a la siguiente capa.

Realiza una inspección visual y una preparación minuciosa

Cualquier área agrietada, descascarada o pelada debe lijarse o rasparse ligeramente (y luego enjuagarse bien) antes de aplicar una nueva base y pintura, porque el peso de la nueva capa hará que la pintura vieja se afloje.

Las manchas de grasa se deben quitar con un poco de agua y jabón, seguido de un enjuague con agua limpia. De lo contrario, limpia rápidamente las paredes con un paño húmedo para que la pintura tenga una superficie sin polvo para adherirse.

Invierte en un mejor material

Las buenas brochas y las cubiertas de los rodillos brindan una excelente cobertura para que no pierdas tiempo y vuelvas a pintar, y la cinta de pintor de alta gama es ideal para evitar goteos y manchas.

Protege todo lo que no quieras pintar

Nunca te arrepentirás del tiempo que vas a dedicar para cubrir pisos, muebles y más antes de comenzar un proyecto de pintura. Los plásticos protectores son imprescindibles, y las pequeñas bolsas de plástico aseguradas con cinta son una manera fácil de proteger las perillas de las puertas.

No te olvides de sellar o imprimar bien las paredes

Las combinaciones de pintura e imprimación están bien si ya tienes una superficie limpia y lisa, pero si hay algún problema con la pared o si han pasado más de ocho años desde la última vez que pintaste, coloca la capa de sellador por separado.

Solicita una estimación de cuánta pintura vas a necesitar

Pídele a tu vendedor que te ayude con una estimación realista de la cantidad de pintura que vas a necesitar para que la compres de una vez.

Luego, en lugar de usar un bote a la vez, combina toda la pintura en un recipiente grande y mezcla bien. Este paso mantendrá el color uniforme de principio a fin.

Pinta de arriba a abajo

Usa tu rodillo para aplicar pintura desde el techo hacia abajo. Los aficionados a menudo tienen goteos y salpicaduras reveladores al final de un trabajo de pintura, pero los profesionales pintan justo sobre sus errores mientras avanzan por la pared.

Una vez que un área comienza a secarse, es mejor dejarla en paz. Repasarlo puede dejar marcas y rayas de color en la superficie de la pintura.

Así que ya lo sabes, convertirse en un pintor profesional no es algo del otro mundo, solo hay que tener paciencia y tomar en cuenta las recomendaciones que nos brindan.

También te puede interesar: Las mejores prácticas para decorar tu hogar