5 consejos para usar correctamente el pegamento

El pegamento es una herramienta muy útil en el bricolaje para unir piezas o reparar aquellas que han sufrido algún tipo de rotura. El pegamento para madera es un adhesivo realizado a partir de caucho sintético que permite pegar casi todo tipo de superficies.

Entre los materiales más comunes para pegar se encuentran: las superficies plásticas, corcho, metal, yeso, piel, cuero y madera. Estos pueden permitir usar distintos materiales entre sí.

La capacidad adhesiva del pegamento para madera puede llegar a ser muy potente, por lo que es fundamental saber usarla correctamente al aplicarlo, ya que una vez unidas las piezas no se podrá rectificar. A continuación, te daremos algunos consejos que puedes seguir para conseguir los mejores resultados.

Elige el formato adecuado según el material y tipo de superficie a pegar

Por lo general usar pegamento para madera de forma liquida (o en ocasiones en una forma gelatinosa) es la manera más practica e indicada para pegar materiales flexibles como tela, plástico, fieltro o madera.

Para pegar superficies en forma verticales es de mayor utilidad usar el formato de gel para manejarlo con mayor facilidad y evitar que se produzcan derrames. También existen pegamentos en formato aerosol, esta es adecuada cuando hay que pegar superficies de gran tamaño.

Limpia y seca las superficies que se van a unir

Para conseguir que el pegamento agarre con fuerza, las superficies tienen que estar limpias, por eso es necesario limpiar con algún trapo o paño ligeramente húmedo y remover el polvo y residuos en las superficies que piensas unir.

Es importante mencionar que para que el pegamento para madera funcione de la mejor manera debe de estar completamente secas para que el pegamento actúe de forma eficaz.

Respeta el tiempo de secado

Es fundamental para conseguir una unión total de las superficies que piensas pegar, respetar el tiempo de secado.

Cuando se trata de grandes superficies como dos tablones de madera, es aconsejable usar una llana dentada para extender el pegamento. Solo es necesario dar una capa de pegamento, pero si la superficie es porosa es probable que necesites repetir la aplicación para tener más de una capa.

Una vez extendido el pegamento en ambas piezas hay que esperar entre 10 y 20 minutos, según la consistencia del adhesivo, para unir las piezas. La prueba definitiva para saber si está a punto es tocar el producto con el dedo; si no se queda pegado es el momento de pegar las piezas. Hay que unirlas correctamente porque no es posible rectificar una vez que se han unido.

Trabaja en un lugar ventilado

La composición del pegamento para madera por lo general lleva disolventes que se detectan por su olor al abrir el envase. Estos disolventes se evaporan al secarse, por lo que es conveniente trabajar en lugares muy bien ventilados para evitar posibles intoxicaciones.

Se recomienda por seguridad usar algún tipo de mascarilla que proteja la nariz y la boca para no respirar los vapores que emite este pegamento.

Utiliza acetona para limpiar las manchas

Si al aplicar el pegamento cae una gota o escurre sobre la piel, la mejor forma de eliminarlo es con acetona. Una vez que este seco el pegamento, se frota con un paño impregnado en acetona hasta que se reblandezca y se pueda eliminar con facilidad.

Si quedan restos pegados en las piezas que pegamos, puedes lijar suavemente con una lima hasta que desaparezcan todos los residuos.

Cuando la mancha se produce sobre ropa también se puede utilizar acetona frotando suavemente con un trapo pero con cuidado de que la prenda no se estropee. Después se lava la prenda con detergente para eliminar todo rastro de pegamento y acetona.

Relacionado: Cómo elegir un esquema de colores para casas

Cómo elegir un esquema de colores para casas

Elegir los colores para casas puede ser desafiante. ¿Pero elegir una paleta para toda tu casa? Eso se siente desalentador.

Coordinar tus colores hará que termines combinando a la perfección. No coordinar tus colores lo suficiente hará que termines con un mal gusto. Y eso puede ser malo para el valor de la casa. Debido a que los colores feos apagan a los compradores, y es posible que no obtengas el mejor precio si alguna vez vendes.

Pero puedes terminar con colores que te encantarán y que también mejorarán el valor de tu hogar, siguiendo estos consejos de dos expertos en el área de la decoración.

También te puede interesar: Colores relajantes para dormitorios

Primero, encuentra tu inspiración

En lugar de elegir una paleta de los folletos de pintura de una gran tienda, mira dentro de tu propia alma. O, al menos, en tu armario o por la ventana.

“Los diseñadores siempre tienen un punto de partida“, dice la diseñadora de interiores María Rojas.

Las almohadas son la inspiración perfecta. Una hermosa almohada es fácil de encontrar y fácil de llevar a la tienda de pinturas. Puede ser un suéter favorito o una foto de tu lugar de playa favorito.

O podría ser un sentimiento que deseas que tenga tu hogar: alegre, brillante, dramático, acogedor… o lo que sea que te parezca adecuado.

Aprende un poco sobre los matices

Los matices de color de la pintura tienen el poder de crear o romper la paleta de colores de toda la casa.

Si alguna vez has tenido un color beige que se ve justo como en la lata, pero se vuelve un tono feo de rosa en la pared, es un tono rojo el culpable. Y sucede porque los matices son casi imposibles de ver en la lata.

Cómo ver matices

Compara tu color con su color verdadero en una tabla de colores. O pídele a un profesional en el pasillo de pintura que lo encuentre. Por ejemplo, blanco. Coloca tu blanco contra un blanco verdadero, y podrás ver el otro tono (azul, verde, amarillo, rojo).

Comienza con neutral y otros dos colores

Al elegir una paleta, comienza con tres colores. Tres es un número equilibrado, y le da suficiente interés visual sin agobiarte.

Elije un tono neutro y agrega dos tonos más, todos los cuales deben provenir directamente de tu pieza de inspiración. Al armar tu paleta, ten en cuenta que los colores para casas neutros deben estar en todas las habitaciones. Eso es lo que ayuda a unir la paleta de toda la casa.

Prueba de iluminación y líneas de visión

Antes de comprometerte con una paleta, considera dos elementos más: iluminación y líneas de visión (cómo se ven los tonos cuando los ves desde otras habitaciones).

En lugar de elegir pintura mirando solo pequeñas muestras, compra latas del tamaño de una muestra de tus colores y píntalas en cartulinas.

Coloca tus muestras de pintura del tamaño de un póster para que sean visibles mientras caminas por la casa. Luego, mira por el pasillo y de una habitación a otra para ver cómo los colores se combinan entre sí. Y observa cómo la luz afecta los colores también.

Es posible que debas reubicar ciertos colores, o incluso elegir otros colores para casas, para encontrar el flujo correcto. Pero una vez que lo hayas hecho, estarás listo para poner tu paleta de toda la casa.

Colores relajantes para dormitorios

Los colores de interiores en cualquier espacio probablemente tengan el mayor impacto sobre cómo te sientes en ese lugar. ¿Son los colores suaves y soñadores? ¿Son audaces y vibrantes? ¿Están apagados y serenos?

El dormitorio es un lugar maravilloso para estar en calma y tener momentos de total relajación. Una de las formas más fáciles de lograr estas cualidades deseadas es a través del uso de diferentes colores.

Te damos algunas opciones para lograr este efecto de tranquilidad, frescura y relajación con colores de interiores para tu dormitorio:

Prueba con tonos fríos

Para una atmósfera relajante en tu habitación, busca tonos fríos (tonos de gris, azul, verde y morado) para echar una mano. Se ha demostrado que esta combinación en colores de interiores ayudan a reducir el estrés y la ansiedad. También pueden hacer que un espacio parezca más afectuoso, por lo que son una excelente opción si tu habitación es pequeña.

Colores naturales

En la búsqueda de colores que alivien y relajen, siempre es bueno recurrir a la naturaleza en busca de inspiración. Uno de esos tonos es el color del cielo en un día claro y nítido. Este es uno de los tonos de dormitorio favoritos para las personas que quieren algo un poco más colorido que el gris, pero no quieren nada demasiado oscuro.

Por supuesto que el estar en calma no tiene por qué ser aburrido. Uno de los favoritos para las paredes de los dormitorios es el azul gris oscuro. Es dramático, pero aún conserva un ambiente tranquilo, fresco y sereno. Si te preocupa introducir un color tan profundo en tu habitación, piensa en cómo puedes dividirlo con una gran obra de arte o una cabecera decorativa.

Una combinación fresca

El azul y el blanco como combinación de colores en general es un combo eternamente fresco y limpio. El dormitorio de estos colores se ve amigable, “hogareño” y acogedor.

Una de las mejores formas de calentar una paleta de colores fríos es incluir materiales de tonos cálidos como la madera y fibras naturales como el sisal, el alga marina y el yute.  Asegúrate de incorporar algunos tonos tierra (como muebles de madera) para poner a tierra el espacio.

Para ayudar a que la luz rebote alrededor de una habitación que tiene paredes de color gris azulado oscuro, inyecta muchos elementos blancos.

Color Lavanda

Un color de pared de lavanda apagada es una opción sofisticada de colores de interiores para un dormitorio principal. Se cree que los tonos morados reducen el estrés, por lo que este que es súper suave seguramente te dará un aura calmante.

Sin embargo, definitivamente es un tono frío, así que piensa en cómo puedes contrarrestar esa frescura con pisos de madera cálidos o una alfombra de tonos cálidos.

Relacionado: Ideas para decorar y renovar salas

Ideas para decorar y renovar salas

En la actualidad las salas modernas se pueden decorar y transformar en un sinfín de maneras y con presupuestos que se adaptan a cualquiera. Sin embargo, hay que poner un poco de esfuerzo para conseguir la meta de hacer un espacio de armonía y confort.

El objetivo principal en la decoración en salas es conseguir un diseño final equilibrado. Y para lograr esto debemos analizar todos los componentes y características de la habitación. Las posibilidades pueden ser varias, pero existen varias ideas y consejos que te brindaremos a continuación.

Colores en la decoración

Transformar la decoración de las habitaciones cambiando el color de las paredes es una forma sencilla de lograrlo, además es barata y la más cómoda. Aplica distintos colores de pintura en las paredes, puedes colorar vinilos si deseas que se quede en el mismo color.

Una pintura con colores suaves y variados para la decoración en salas suele ser la mejor opción. Puedes colocar espejos, cuadros o poner vinilos que ayudan a dar amplitud al ambiente.

En salas pequeñas se recomienda usar el color blanco como base, haciendo que el color fuerte lo aporten los accesorios, complementos o la tapicería de los muebles.

Ayúdalo con toques de diferentes colores

Los toques que puedes buscar para complementar el color de las paredes se encuentran en los accesorios decorativos. También los cojines de los sillones, algunos cuadros o incluso las puertas alrededor pueden darle un gran impulso de diseño.

Ten cuidado y presta atención a no caer en excesos, hay que cuidar y mantener una correcta dosificación del color.

Otra opción para conseguir salas decoradas especiales es tomar el color de la pintura y de los complementos para crear efectos visuales.

En la decoración de salas el color puede ayudarnos a marcar las diferentes zonas o ambientes que hay dentro de la estancia. Intenta resaltar los distintos ambientes, la zona de comedor y la sala con diferentes tonalidades o colores.

Muebles para salas modernas

En la mayoría de los casos de salas que han sido decoradas con éxito, no es necesario cambiar la totalidad de los muebles. Hay excelentes maneras de combinar muebles antiguos con nuevos. También puedes probar restaurar alguno y renovarlo si lo consideras prudente.

Cuando vemos la oportunidad de crear un nuevo estilo de decoración en salas, comenzaremos a analizar las nuevas posibilidades que podemos implementar. Solo necesitas inspirarte un poco y conseguir un bonito diseño que te agrade.

También te podría interesar: Consejos para diseñar la habitación de tu hijo.

Consejos para diseñar la habitación de tu hijo

Si has visto el tiempo correr demasiado rápido y el bebé ha crecido y ahora debes buscar la actualización de una habitación para transformarla en su cuarto. ¿No sabes por donde empezar? No te preocupes, aquí hay algunas cosas que puedes tomar en cuenta al amueblar la habitación de tu hijo que ya no es tan bebé.

No solo se trata de pasarle una nueva capa de pintura de colores. Debes de ponerte un poco creativo para saber que debes de hacer.

Busca siempre la Seguridad

Al igual que con una guardería, la calidad en la seguridad debe ser lo más importante a la hora de planear. Cuando se trata de elegir muebles para niños pequeños, no debe haber bordes afilados, enchufes eléctricos expuestos ni pequeños tornillos sueltos.

Evita también tener cerraduras, cuerdas desmontables u objetos pequeños accesibles que el niño pueda llevarse a la boca. Una buena recomendación es aplicar pintura de látex en las paredes, este tipo de pintura no es toxica y seca rápidamente, además es fácil de aplicar y lavar.

Crea un buen espacio

Una excelente manera de ahorrar espacio es tener un almacenamiento debajo de la cama. Esto no solo es excelente para almacenar los juguetes de tu hijo, sino que también lo hace súper accesible cuando los niños juegan con sus juguetes en el piso el 90% del tiempo.

El armario puede acomodarse para tener también ropa, bolsos, libros, juguetes varios, y una colección de aditamentos que toda madre utiliza.

Opta por armarios largos, cajones debajo de la cama, literas y camas altas. Estos se duplican como muebles y espacios de almacenamiento. Estas son excelentes maneras de ahorrar espacio en una habitación de tamaño pequeño. No olvides usar pintura de látex para complementar el cuarto y estimular a tu hijo con colores.

Elige los colores correctos

Cuando observas una rueda de colores, te fijaras que cada color tiene su propio color complementario.

Cuando estos colores se colocan uno al lado del otro, crean un fuerte contraste y se refuerzan entre sí. Si tienes planeado usar más de un color para la habitación, es posible que desees combinar el color principal del cuarto con un color complementario adecuado.

¿No puedes decidir el esquema de color de la habitación?

La decisión de que color de pintura piensas usar puede ser un poco complejo, pero no debes complicarte mucho, te vamos a dar una pequeña guía de colores que se usan sin pensar en un género especifico.

Amarillo: un color brillante y vivo, el amarillo significa alegría, felicidad y optimismo. Si tu hijo tiene una disposición ‘alegre’ y siempre está sonriendo, este color puede adaptarse a su personalidad.

Naranja: otro color alegre, el naranja representa energía, entusiasmo y calidez.

Verde: un color estrechamente asociado con la naturaleza, la juventud y la generosidad, este color puede usarse mejor para los niños que aman la naturaleza.

También podría interesarte: Ideas sencillas para renovar tu baño