Pinta las paredes como un experto

Pinta las paredes una a la vez y lograrás un aspecto más suave y uniforme. Aquí te presentamos una de las mejores técnicas de pintura llamada “trabajar hasta un borde húmedo”.

Pero antes, no olvides seleccionar tu color especial para tu paredes. Puedes preguntar a un experto acerca de los colores para pintar una casa. Ten presente el tono que quieres y elige el indicado. ¿Estás listo?

Pinta las paredes 1

Pinta de arriba a abajo

Trabajando de arriba a abajo, rueda hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la pared en una serie de trazos en forma de V o W hasta que la sección esté cubierta.

Antes de recargar tu rodillo y pasar a la siguiente sección, pase el rodillo sobre el área que acabas de pintar con un trazo suave y continuo de arriba a abajo.

Estos trazos suavizantes emparejan el pelaje y ayudan a tapar líneas y huellas.

Levanta ligeramente el rodillo de la pared para evitar dejar marcas al final y para mezclar perfectamente diferentes áreas.

Vuelve a mezclar con frecuencia tu pintura con una varilla de mezcla o una herramienta de mezcla de pintura. Debes hacer esto cada vez que dejes la pintura en reposo durante un período prolongado de tiempo.

Espera de 2 a 4 horas para que se seque la primera capa antes de aplicar una segunda capa. Sigue exactamente el mismo proceso y las mismas técnicas que se utilizan para imprimar tus paredes.

Consejo 1: Mantén tu color uniforme. Una vez que hayas usado medio galón de pintura, vuelve a llenar esa lata con pintura de una lata diferente y mezcla. Si estás haciendo un trabajo grande, mezcla varios galones en un balde de 5 galones.

Sigue los siguientes pasos para limpiar

Retira la cinta de pintor justo antes o después de que la pintura se seque por completo. Si se deja por mucho tiempo, pequeños trozos de cinta pueden romperse y dejar residuos al retirarlos. Desecha la cinta de pintor usada.

  • Sella bien la pintura restante en latas.
  • Limpia a fondo las brochas y los rodillos con agua tibia y jabón.
  • Quita las telas protectoras y vuelve a colocar los muebles en su lugar.

Consejo 2: Usa un cuchillo para cortar la cinta de pintor seca mientras tiras de ella en un ángulo de 45 grados.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

5 datos que debes saber para pintar un cuarto de negro

El color negro no es un color común para pintar un cuarto, pero últimamente se ha convertido en una alternativa que llama la atención. Si buscas tips para pintar paredes de este tono, en este artículo te diremos 5 datos que debes saber para pintar un cuarto de negro.

Dato #1

El negro absorbe la luz, así que no tendrás reflejos de las paredes que reflejen esta, por lo que es importante elegir la iluminación con cuidado. Puedes optar por un candelabro. Las lámparas pueden ayudarte a que veas claro en cualquier momento del día, especialmente en las habitaciones donde pasas mucho tiempo.

En un tocador, puedes tener luces regulables para cualquier momento del día.

Dato #2

El tono oscuro debe tomarse en todo el cuarto, por lo que puedes reemplazar todos los apagadores y los enchufes por un color oscuro. Si no quieres gastar mucho dinero, puedes pintar las tapas de los tomacorrientes y las placas de los interruptores del mismo color que las paredes. Incluso puedes pintar los tornillos si lo deseas.

Dato #3

Evita elegir un acabado mate. El acabado mate tiende a maltratarse un poco rápido y a no ser tan duradero como otros acabados, así como a dejar manchas de marcas de dedos y grasa. Por esta razón, no te recomendamos pintar una cocina de negro.

Dato #4

Si cuentas con techos altos, elige un color diferente en las orillas que contraste con el negro para crear un efecto adicional. Imagina pintarlos de un blanco semibrillante, le daría una apariencia espectacular. Igualmente es buena idea hacer esto en techos bajos, solo que el efecto será menos visible.

Dato # 5

El negro es ideal para muebles blancos. El color negro le puede dar a tus muebles blancos el contraste suficiente para que luzcan más brillantes de lo que son. Con esto, podrás lograr la sensación de que tus muebles se vean prémium, brindando aspecto bastante bonito.

Esperamos que estos datos te hayan servido si deseas pintar un cuarto de negro. Recuerda que cualquier trabajo de pintura va acompañado de una buena limpieza y orden.

También te puede interesar: Consejos prácticos para pintar el cuarto perfecto.

Consejos prácticos para pintar el cuarto perfecto

Cuando se trata de pintar una habitación, siempre queremos que el resultado sea impecable y sin detalles. Es por eso que aquí te daremos excelentes tips para pintar paredes. Sigue leyendo para conocer consejos prácticos para pintar el cuarto perfecto.

Usa una lámpara para ayudarte

Una buena luz de trabajo puede ayudarte a ver mejor aquellos pequeños errores que puedas tener. Sabemos que un foco común y corriente puede ayudarte, pero no hay nada como tener una luz de trabajo para apreciar con detalle aquellas pinceladas que a simple vista parecen estar bien.

En este caso te recomendaremos una luz LED. Esta no solo es energéticamente eficiente, sino que no genera tanto calor como las luces de trabajo tradicionales que pueden calentarse mucho y representar un riesgo de incendio.

Quita la pelusa de los rodillos con cinta

No hay nada más molesto que recubrir una pared con pintura, para luego darse cuenta de que hay muchas pelusas del rodillo pegadas a la pared. Si te encontraras en esta situación, podrías pasar hasta una hora lijando pelusas que quedaron en la pared, lo cual no será grato.

La principal forma de evitar lo anterior, es no utilizar un rodillo barato.

Otro consejo importante es envolver todo el rodillo con cinta azul antes de pintar y luego quitarla. Esto va a limpiar las pelusas de tu rodillo para que tu pared quede limpia.

Usa una extensión de rodillo

Usa una extensión de rodillo, es la clave para hacer un trabajo de pintura y es uno de los mejores consejos prácticos para pintar el cuarto perfecto.

La longitud del mango de una extensión de rodillo puede ajustarse como un rodillo normal o puede girarse y extenderse hasta casi duplicar su longitud y alcanzar la parte superior de las paredes.

Con esto, podrás ahorrarte el riesgo de caerte de una escalera, así como la pérdida de tiempo que conlleva ir moviendo la escalera a medida que avanzas.

Pintura de la mejor calidad para pintar techos

Pintar techos no es muy divertido y puede llegar a ser muy tedioso. Así que, asegúrate de hacerlo bien a la primera y de no tener que poner capas adicionales.

Nuestro mejor  número uno para pintar el techo, es que te asegures de tener la mejor pintura desde el principio. Para ocultar los defectos del techo y evitar las marcas del rodillo, elige una pintura con un brillo suave que tenga un toque de gris.

Esperamos que estos consejos prácticos para pintar el cuarto perfecto te sirvan para tu proyecto de renovación. Recuerda que puedes compartirnos los resultados de tu trabajo en los comentarios.

También puede interesarte: Tips para pintar paredes texturizadas.

Tips para pintar paredes texturizadas

Las paredes con una superficie que no es uniforme son un poco más difíciles de pintar, ya que necesitas un poco más de pintura y muchas veces hasta rellenar agujeros. Estos tips para pintar paredes rugosas comunes te ayudarán a obtener mejores resultados. Sigue leyendo para saber algunos tips para pintar paredes texturizadas.

Rellena agujeros y rayones

Las paredes texturizadas ocultan la mayoría de las imperfecciones, pero cualquier rasguño o agujero profundo debe rellenarse antes de pintar. Usa una espátula para esparcir masilla sobre el agujero, luego deja la masa secar, y por último, pinta.

Aspirar y limpiar las paredes lo hará más fácil

Toda esa textura atrapa el polvo en sus grietas con el tiempo, lo que puede llevar a realizar un mal trabajo de pintura. Tómate el tiempo para aspirar las paredes o límpialas con un paño húmedo antes de comenzar a pintar.

Molduras difíciles

Por lo general, para pintar alrededor de una moldura se hace a mano alzada con un pincel. Pero las paredes texturizadas pueden ser tan impredecibles, que una pincelada en falso puede hacer que ahora tengas que quitar pintura de tu moldura.

Asegúrate de agregar tiempo extra a tu proyecto para retocar. Te recomendamos usar cinta para no preocuparte.

Frota la cinta con una espátula para sellar bien. En esta esquina donde se unen dos paredes, esto es muy útil cuando no quieres pintar ambas paredes de un mismo color. Si tu pared es muy irregular, puedes hacer que la cinta se fije mejor calentando un poco la cinta con una secadora.

Aplica una segunda capa con cuidado

Espera a que la pintura se seque completamente antes de agregar una segunda capa. Si se aplica una segunda capa antes de que la primera se seque, el color va a quedar disparejo y la pintura quedará acumulada en la parte de abajo.

Otra cosa que hay que considerar antes de aplicar una segunda capa, es asegurarse de que no haya puntos sin pintar en la pared. En estos tipos irregulares de paredes puede que haya puntos difíciles de alcanzar; tómate un tiempo para rellenar espacios vacíos y cuando se seque todo, agrega una segunda capa.

Esperamos que estos tips para pintar paredes texturizadas te hayan servido. Sabemos que este tipo de paredes suelen ser más tardados de pintar que los muros planos, así que, déjanos conocer tus resultados y recomendaciones en los comentarios.

También puede interesarte: Pasos para restaurar muebles viejos.

Pasos para restaurar muebles viejos

Dar nueva vida a los muebles viejos no es un proceso rápido, pero vale la pena el esfuerzo cuando tienes un hermoso mobiliario.

Si bien la restauración de muebles antiguos lleva mucho tiempo, no es necesariamente complicada siempre que sigas el proceso paso a paso.

Las herramientas y los productos correctos harán que la tarea sea mucho más fácil e infinitamente gratificante.

Incluso si no sabes bien cómo barnizar un mueble antiguo, estos seis pasos para restaurar muebles viejos harán que esas piezas antiguas vuelvan a estar de moda.

1. La seguridad es lo primero

Restaurar muebles viejos requiere productos químicos y herramientas que pueden ser peligrosos para tu salud si no se toman ciertas precauciones.

Siempre usa las herramientas adecuadas para el trabajo; no solo para facilitar la tarea, sino también para que tú y tu familia estén seguros.

Utiliza un equipo de protección como guantes de goma, una prenda con mangas largas y gafas para evitar salpicaduras y quemaduras.

Trabaja en un área bien ventilada, preferiblemente al aire libre, para no inhalar vapores nocivos.

2. Identificar un acabado antiguo

Antes de que puedas restaurar muebles antiguos, determina el acabado actual de la madera.

Los acabados naturales como el barniz y la laca son difíciles de identificar a simple vista y pueden requerir cierta experimentación.

3. Limpieza de los muebles viejos

A veces, restaurar muebles viejos puede ser tan fácil como limpiar bien una pieza.

Primero, usa un limpiador de madera comercial a base de aceite para cortar las capas de suciedad y cera en la superficie de tu mueble.

Si el limpiador de madera por sí solo no devuelve los muebles a su brillo original, cámbialo a una solución de agua tibia y detergente líquido.

Si ninguno de estos métodos limpia los muebles, es posible que debas recurrir a una limpieza con solvente para restaurar muebles viejos.

Procura trabajar en un área bien ventilada.

4. Pule las imperfecciones

Los rayones y grietas pueden opacar la superficie de la madera.

La forma más sencilla de reparar el acabado es aplicar disolvente a la zona para pulir las imperfecciones.

5. Usa un removedor

El primer paso en la restauración de muebles antiguos es quitar el acabado viejo para dejar espacio para el nuevo tinte.

Más capas de pintura requerirán una fórmula de removedor más resistente para aflojar las capas viejas y luego raspar.

6. Reacabado

Ahora viene la parte divertida de la restauración de muebles antiguos: aplicar una nueva capa de tinte y acabado para darle un aspecto completamente nuevo a tu pieza.

Antes de comenzar este proceso, lija la pieza con papel de lija y luego limpia la superficie con una aspiradora y un paño de microfibra.

Aplica un sellador y deja reposar durante la noche para un segundo lijado al día siguiente.

El segundo lijado debe realizarse con una lija más delgada. Usa laca, barniz tradicional o poliuretano para proteger la madera y el tinte, y también para agregar un brillo agradable.

muebles viejos

Restaurar muebles viejos es un proceso gratificante que puede aportar un aspecto completamente nuevo a las piezas de madera de tu hogar.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?