Máscaras de tela y el humo de los incendios forestales

Actualmente portar un cubrebocas o mascarilla protectora ya es parte de nuestra vida diaria. Sin embargo hay personas que están expuestas al humo de incendios forestales.

Aunque suene muy burdo, cualquier máscara es mejor que ninguna. A continuación te brindamos más detalle sobre las máscaras o cubrebocas de tela y el humo de los incendios forestales.

Máscaras de tela y el humo de los incendios forestales

Es bien sabido que las máscaras de tela son útiles para controlar la pandemia en la que vivimos actualmente. Si todo el mundo usa máscaras, no solo nos protegemos del virus presente en el aire, sino que en realidad estamos evitando que las gotas sean generadas por personas que tienen alguna enfermedad.

Tu máscara de tela estándar no ofrecerá mucha protección cuando se trata de humo de incendios forestales como una mascarilla KN95, del precio que sea. Cuando se trata de incendios forestales, la historia es completamente diferente.

Desventajas

Las partículas de humo de los incendios forestales son mucho más pequeñas, entre 10 y 100 veces más pequeñas, que las gotas respiratorias.

Los cobrebocas de tela no pueden filtrar de manera eficiente estas partículas peligrosas. También suelen tener espacios a los lados y alrededor de la nariz por donde el aire contaminado puede filtrarse, inhalarse y llegar a los pulmones. Son beneficiosos, pero no tan buenos como una máscara KN95.

Materiales que hacen la mascarilla facial más efectiva

La Universidad Estatal de Colorado publicó recientemente una investigación sobre qué tipo de materiales hacen la mascarilla facial más efectiva.

Las máscaras de algodón tejido de doble y triple capa son mejores para filtrar partículas, en comparación con otras telas. Cuando se habla de telas, se busca algo que tenga un tejido apretado, un material no elástico y varias capas en lugar de una sola capa.

También puedes comprar un filtro, como un filtro de la caldera y construirlo o adaptarlo en tu máscara de tela.

Te recomendamos asegurarte de que el filtro se coloque en capas dentro de toda la máscara, en lugar de solo una parte de ella.

Una máscara de tela bien construida con una capa de filtrado central puede reducir sustancialmente el riesgo de contagio y humo de incendio forestal.

Ahora que ya sabes las limitaciones de los cubrebocas de tela, puedes optar por la opción que más se adecue a tus necesidades.

Relacionados:

¿Tu máscara te protege del humo de incendios?

Cámaras de seguridad inalámbricas ¿cuál elegir?

De día o de noche, nuestra casa debe ser un lugar donde nos sintamos  con la seguridad para disfrutar de nuestra familia y amigos. Queremos relajarnos con una sensación de paz, lejos de la amenaza y el peligro.

Instalar un sistema de cámaras de seguridad para el hogar es una forma de sentirse más seguro en la casa, y con la siguiente información podrá estar preparado para elegir entre un sistema con cable y uno inalámbrico.

Instalación

Los procesos de instalación de un sistema con cable y un sistema inalámbrico son bastante diferentes.

Un sistema alámbrico debe estar cableado en toda la casa con cada cámara conectada a la unidad central de monitoreo o grabación. Este cableado significa perforar paredes y techos, trepar a través del aislamiento y pasar cables por las paredes.

Es un trabajo que es mejor dejar a instaladores profesionales y electricistas. De hecho, según algunos profesionales que se dedican a ello, la mayoría de los propietarios optan por un sistema instalado profesionalmente porque quieren asegurarse de que su familia y sus pertenencias estén protegidas.

Por el contrario, las cámaras inalámbricas, el tipo más común utilizado en los hogares, son rápidas y fáciles de instalar. La instalación a menudo se realiza como un proyecto de bricolaje.

Las cámaras de seguridad inalámbricas se conectan a su sistema central por ondas de radio. Sin embargo, la mayoría tendrá una conexión por cable a una fuente eléctrica. De lo contrario, serían alimentados por baterías, una opción costosa que requiere cambiar y recargar baterías regularmente.

Las cámaras se pueden colocar en cualquier lugar dentro o fuera de la casa, siempre que estén dentro del alcance de la unidad central. También se pueden reposicionar si las necesidades cambian con el tiempo.

Calidad de audio y video

Hubo un tiempo en que las cámaras de seguridad inalámbricas eran superiores a las cámaras cableadas en calidad de video y audio, pero ahora la resolución de una cámara cableada puede ser igual o mejor que una cámara inalámbrica, dependiendo de las características de la unidad individual.

La resolución de una cámara se mide de dos maneras, dependiendo de si se trata de una cámara analógica o digital. Las cámaras con cable e inalámbricas pueden ser digitales o analógicas.

Una cámara de seguridad analógica resolución se mide por líneas de televisión (TVL) o por el número de píxeles horizontales y verticales. Por ejemplo, una cámara analógica de alta resolución sería 700 TVL o 960H x 480W. La resolución de una cámara digital, por otro lado, se mide en megapíxeles (MP). Un ejemplo de una cámara digital de alta resolución es 1.3MP.

La clave para comprender ambos tipos de mediciones es que, dentro de su tipo, un número más alto siempre significa una resolución más alta y, por lo tanto, una imagen más clara.