Cámaras de seguridad inalámbricas ¿cuál elegir?

De día o de noche, nuestra casa debe ser un lugar donde nos sintamos  con la seguridad para disfrutar de nuestra familia y amigos. Queremos relajarnos con una sensación de paz, lejos de la amenaza y el peligro.

Instalar un sistema de cámaras de seguridad para el hogar es una forma de sentirse más seguro en la casa, y con la siguiente información podrá estar preparado para elegir entre un sistema con cable y uno inalámbrico.

Instalación

Los procesos de instalación de un sistema con cable y un sistema inalámbrico son bastante diferentes.

Un sistema alámbrico debe estar cableado en toda la casa con cada cámara conectada a la unidad central de monitoreo o grabación. Este cableado significa perforar paredes y techos, trepar a través del aislamiento y pasar cables por las paredes.

Es un trabajo que es mejor dejar a instaladores profesionales y electricistas. De hecho, según algunos profesionales que se dedican a ello, la mayoría de los propietarios optan por un sistema instalado profesionalmente porque quieren asegurarse de que su familia y sus pertenencias estén protegidas.

Por el contrario, las cámaras inalámbricas, el tipo más común utilizado en los hogares, son rápidas y fáciles de instalar. La instalación a menudo se realiza como un proyecto de bricolaje.

Las cámaras de seguridad inalámbricas se conectan a su sistema central por ondas de radio. Sin embargo, la mayoría tendrá una conexión por cable a una fuente eléctrica. De lo contrario, serían alimentados por baterías, una opción costosa que requiere cambiar y recargar baterías regularmente.

Las cámaras se pueden colocar en cualquier lugar dentro o fuera de la casa, siempre que estén dentro del alcance de la unidad central. También se pueden reposicionar si las necesidades cambian con el tiempo.

Calidad de audio y video

Hubo un tiempo en que las cámaras de seguridad inalámbricas eran superiores a las cámaras cableadas en calidad de video y audio, pero ahora la resolución de una cámara cableada puede ser igual o mejor que una cámara inalámbrica, dependiendo de las características de la unidad individual.

La resolución de una cámara se mide de dos maneras, dependiendo de si se trata de una cámara analógica o digital. Las cámaras con cable e inalámbricas pueden ser digitales o analógicas.

Una cámara de seguridad analógica resolución se mide por líneas de televisión (TVL) o por el número de píxeles horizontales y verticales. Por ejemplo, una cámara analógica de alta resolución sería 700 TVL o 960H x 480W. La resolución de una cámara digital, por otro lado, se mide en megapíxeles (MP). Un ejemplo de una cámara digital de alta resolución es 1.3MP.

La clave para comprender ambos tipos de mediciones es que, dentro de su tipo, un número más alto siempre significa una resolución más alta y, por lo tanto, una imagen más clara.