Cómo tapar un agujero en la pared de tu hogar

Al pintar el interior de tu casa, probablemente debas reparar algún detalle en la pared, como grietas o agujeros. Pero esta tarea también puede presentarse por algún accidente en casa. De cualquier forma, aquí te diremos cómo tapar un agujero en la pared de tu hogar. No importa si es yeso o concreto, hazlo tu mismo con las siguientes instrucciones.

En concreto

Esta es una de las paredes más comunes. Para arreglar un agujero en un muro de concreto, asegúrate de tener los materiales que enlistamos a continuación.

  • Guantes de goma o látex
  • Agente emocional
  • Cepillo estándar
  • Mezcla de mortero
  • Paleta
  • Máscara contra el polvo
  • Lentes de seguridad
  • Espátula
  • Cepillo de alambre
  1. Colócate las gafas de seguridad y retira los escombros sueltos del agujero con la espátula. Luego límpialo a fondo con el cepillo de alambre.
  2. Con un cepillo y guantes, aplica un agente adhesivo en la parte posterior y los lados del agujero.
  3. Prepara la mezcla de mortero de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  4. Usa una paleta para aplicar el mortero en el agujero, trabajando primero en los lados y luego en el centro. Coloca el mortero en capas hasta que se llene el agujero, luego alisa con la paleta para nivelar con el concreto circundante.

El mortero debe curarse y requiere humedad, así que debes dejarlo reposar durante aproximadamente 2 horas. Después cubre el parche con una hoja de plástico.

El último paso es retirar el plástico para espolvorear con agua todos los días a medida que se cura el mortero. No olvides consultar las instrucciones del fabricante para saber en cuánto tiempo debes realizar esta acción.

persona tapando agujero en una pared

En yeso

Para arreglar un agujero en una pared de yeso, necesitarás:

  • Yeso
  • Paleta de yeso
  • Compuesto para juntas
  • Papel de lija de grano fino
  • Martillo y cincel
  • Paleta
  • Agente adhesivo de yeso
  1. Utiliza el martillo y el cincel para quitar el yeso suelto y dañado. Asegúrate de trabajar con cuidado para evitar dañar el listón, la estructura de madera detrás del yeso.
  2. Con una llana, cubre el listón con una capa base de yeso. Aplica la capa base en los espacios entre la madera también. Después, rellena el agujero con la capa base hasta que quede al ras con el yeso viejo y alisa con la llana.  Debes de dejar que seque.
  3. Cepilla un agente adhesivo de yeso sobre la capa base y el yeso viejo que la rodea. Aplica cinta de malla de nailon en la unión entre la capa base y el yeso existente.
  4. Usa una paleta de yeso para aplicar yeso sobre la pared y la cinta.
  5. Una vez que el yeso esté listo, lije con cuidado para suavizar el acabado.
  6. Aplica una capa de compuesto para juntas, luego deje secar. Después sobrepón una segunda capa.
  7. Una vez que esté seco, lija la superficie hasta que quede suave, mezclando los bordes con el yeso original de la pared primero y luego trabajando desde el centro del parche.
  8. Usa un paño húmedo para quitar el polvo y, cuando la pared esté seca, puedes aplicar  la pintura.

Con estas instrucciones para tapar un agujero en la pared de tu hogar podrás ahorrar mucho dinero en contratistas. Si realizarás este tipo de reparaciones en exteriores, recuerda no hacerlo en temporadas de lluvias.

También puede interesarte: Cómo quitar el papel tapiz con agua y jabón.

Cómo quitar el papel tapiz con agua y jabón

Si estás por renovar los colores de tu habitación, pero las paredes están forradas de papel tapiz, no te preocupes, esta tarea no es difícil de ejecutar. Hazlo tu mismo con la siguiente guía para quitar el papel tapiz con agua y jabón.

Cómo quitar el papel tapiz con una solución jabonosa

Si las paredes de tu habitación cuentan con papel tapiz estándar, es probable que puedas despegarlo usando agua tibia y una solución de jabón suave.

Te recomendamos el siguiente método de remojo manual, especialmente si estás quitando una sola capa de papel de un área pequeña, como una pared de decoración. Los materiales que necesitarás son:

  • Cubeta
  • Agua con jabón
  • Cepillo limpio para pegar o pintar
  • Raspador
  • Plástico o periódico
  • Detergente líquido

Protege el piso

Cubre el piso con periódico, plástico o láminas para proteger la superficie de cualquier daño por el agua. Las sábanas pueden mojarse. Ten bolsas de basura a la mano para recoger regularmente los trozos de papel.

Apaga los fusibles

Desconecta la electricidad, ya que usarás agua para mojar el papel tapiz y facilitar su extracción. No vuelvas a conectarla hasta que estés seguro de que todas las superficies estén secas de nuevo.

Aplica la preparación

Llena una cubeta con agua tibia y agrega una pequeña cantidad de detergente líquido. Aplica el agua con jabón a la pared con una brocha. Comienza de abajo hacia arriba para romper la tensión superficial, permitiendo que el compuesto penetre en el papel tapiz.

Cuando la pared esté completamente mojada, deja que el agua penetre, esto ayudará a suavizar el pegamento que se utilizó para colgar el papel tapiz.

Marca el papel

Marcar el papel con una espátula o un cuchillo ayudará a que el agua penetre en el papel tapiz. Debes hacer esto con precaución, ya que podrías dañar el yeso que está debajo.

La cantidad de capas de papel tapiz y el tiempo que lleva puesto también serán factores que determinarán la dificultad al retirar este tipo de materiales.

Retira el papel tapiz

Con un raspador o una espátula comienza a levantar el papel buscando puntos fáciles, a menudo son las orillas de la parte inferior de la pared. Deja que el agua haga el trabajo y ve recogiendo el papel quitado a medida que avanzas, para no hacer más trabajo después.

Si el papel tapiz que tratas de quitar algún día fue cubierto con pintura, puede ser bastante difícil que el agua con jabón logre despegarlo. Para esos casos, puedes mojarlo varias veces o usar un decapante de vapor para papel tapiz.

Estos pasos de como quitar el papel tapiz con agua y jabón harán que puedas realizar este trabajo tu mismo para no recurrir a un profesional. Recuerda que puedes compartirnos tu experiencia de bricolaje en los comentarios.

También puede interesarte:

Selecciona los colores adecuados para tu hogar

La selección de pintura es una de las decisiones más importantes y rentables que puedes tomar. Las opciones de pintura adecuadas conectan armoniosamente los espacios.

Ten en cuenta cómo los colores afectan nuestro estado de ánimo. Algunos colores hacen que las personas se sientan tranquilas o en caso contrario, agitadas.

Hazlo tú mismo y comparte con tus amigos esta información.

Empieza desde cero

El diseño puede resultar abrumador. La gente a menudo quiere saber exactamente por dónde empezar. Para cualquier habitación, es mejor que comiences desde cero.

No importa si tienes pisos de madera, tapetes, baldosas, piedra o alfombras de pared a pared. Pensar primero en tu piso dictará cómo se superponen otras piezas en el espacio.

Considera la casa como un todo

Si eliges un tono neutro sin mucho estampado o color, tienes más opciones con colores o tapizados. Si comienzas con una alfombra antigua, puedes seleccionar colores de la alfombra para formular una paleta de colores.

Es importante planificar estas cosas en conjunto, de lo contrario terminarás con el efecto circo: suceden demasiadas cosas sin que el espacio en su conjunto funcione al unísono. Comenzar con un sofá o sillas tapizadas limita tu estilo de inmediato.

Hay más flexibilidad con algo como una alfombra de área con docenas o incluso cientos de posibilidades. Aquí es donde tienes opciones y luego puedes comenzar a colocar los demás objetos.

Lo más costoso no siempre es lo mejor

Los objetos más humildes pueden tener más alma y ser lo más bello de una habitación. No tengas miedo de mezclar puntos de precios altos y bajos. No todo debe ser costoso para ser importante.

Muestra colores de pintura reales en tus paredes cuando busques opciones. Obsérvalos con luz natural, luz de la mañana y de noche. A menudo, un color preferido que funcionó bien para un proyecto no funcionará para otro.

Lo que podría funcionar en la casa de tu amigo podría no funcionar en tu casa.

También te puede interesar: Recomendaciones para elegir tu cocina ideal

Pasos para pintar paredes como un profesional

Pintar una habitación es un proyecto muy recurrente tanto para principiantes como para expertos en bricolaje. Después de todo, es un trabajo relativamente económico y, si algo sale terriblemente mal, es fácil de arreglar.

Pero antes de tomar tu rodillo y comenzar, necesitas tener un plan de trabajo. Sigue leyendo para aprender a pintar una habitación y de paso conoce la paleta de colores para interiores.

Planifica tu enfoque

Comienza pensando en cómo deseas que se vea el proyecto terminado y recuerda que no estás limitado a cuatro paredes del mismo color. Considera pintar una pared decorativa en un tono llamativo o resaltar las molduras en un tono o acabado contrastante.

Cómo elegir un esquema de colores para casas

Y no olvides mirar hacia arriba y ver si el techo también necesita una actualización.

Elige tu color favorito

¿Quieres un tono cálido o frío? ¿Un tono neutro o saturado? Si tienes muebles o cuadros, también querrás considerar cómo la sombra los complementará. Una vez que tengas una idea de lo que estás buscando, elige algunos tonos y obtén muestras.

Prueba las cortinas para ver cómo se ven en la habitación en diferentes momentos del día.

Elige tus herramientas y materiales

Cada proyecto es único y es posible que necesites diferentes herramientas según la pintura que elijas y el estado de tus paredes, pero hay algunos elementos imprescindibles:

  • Pintura
  • Rodillo
  • Poste de extensión del rodillo de pintura
  • Paños
  • Pinceles
  • Bandeja de pintura
  • Lijas
  • Cinta de pintor
  • Espátula

Determina cuánta pintura vas a necesitar

¿Planeas blanquear una pared gris carbón? Es probable que necesites pintura adicional cuando pases de oscuro a claro. Una base de color profundo tiende a requerir más capas de pintura que un color más claro.

Si estás pintando una superficie con mucha textura en lugar de una lisa, compra un poco más.

Prepara las paredes y la habitación

No querrás dañar tu sofá favorito o la reliquia que te regaló tu abuelita, así que cubre todos los muebles de la habitación. Si no tienes suficiente espacio, empuja todo hacia el centro.

Cubre las piezas con una tela protectora o una lona de plástico liviana y haz lo mismo con el piso.

Usa masking tape o un rollo de cinta de pintor y aplícalo firmemente en los bordes de las esquinas de la habitación, molduras y marcos de puertas y ventanas, usando una espátula para sellar si es necesario.

Quita las cubiertas de los tomacorrientes y los interruptores de luz y aplica la  cinta para protegerlos de las gotas de pintura.

Elige tus técnicas de pintura

Trabaja desde la parte superior de la habitación hacia abajo, comenzando por los techos. Si estás cubriendo paredes oscuras con un tono más brillante, toma en cuenta tres capas: el sellador, más dos capas del nuevo color para asegurarte de que no se vea nada.

Cuando apliques pintura con el rodillo, usa trazos largos en forma de W para una cobertura amplia (y para evitar esas molestas marcas de rodillo). Una vez que la pared esté seca al tacto, estará lista para una segunda capa.

Si estás pintando la moldura, retira la cinta de pintor y espera a que las paredes se sequen antes de aplicar cinta adhesiva. Comienza con la moldura más cercana al techo, continúa con los marcos de puertas y ventanas y, finalmente, los zoclos.

No olvides la ventilación

Asegúrate de que tu espacio esté bien ventilado durante todo el proyecto. Mantener la habitación caliente y un ventilador en funcionamiento, definitivamente ayudará a acelerar el proceso de secado.

Limpieza profunda

Quita toda la cinta asegurándote de que cualquier derrame o salpicadura esté seca antes de moverla. Para pinturas a base de látex y agua, limpia las brochas con agua y jabón.

Si utilizaste las brochas en pintura de aceite, déjalas reposando en un recipiente con diluyente. ¡Ten mucho cuidado si tienes niños pequeños o mascotas!

Date suficiente tiempo

El tiempo que tome tu proyecto dependerá del tamaño de tu habitación, cómo estés pintando y tu nivel de habilidad. Por ejemplo, usar un tono oscuro en las paredes y pintar el techo y las molduras llevará más tiempo que simplemente hacer las paredes en un tono neutro.

Si bien algunos espacios se pueden realizar en pocas horas, otros pueden demorar varios días. Asegúrate de presupuestar más tiempo del que piensas y no olvides tener en cuenta la preparación y limpieza.

También te puede interesar: 4 tendencias de diseño de interiores

Grandes consejos para decorar tu hogar

Aquí te brindamos excelentes consejos para la decoración de tu hogar. Estas recomendaciones están hechas para los no expertos que solo buscan hacer que nuestros espacios se sientan más atractivos. ¡Gracias a ti por tú empeño y dedicación!

Ya sea que estés amueblando una nueva casa, renovando tu cocina o simplemente quieras algo de inspiración para renovar tu hogar: hazlo tú mismo con estos tips.

Determina tu estilo

¿Cómo quieres que se sienta un espacio? Aquí tienes un truco que te ayudará a perfeccionar tu estilo: echa un vistazo a tu armario. ¿Prefieres prendas a medida o prefieres prendas más holgadas y cómodas?

Otra forma de ayudarte a determinar tu estilo es pensar en palabras clave que definan cómo quieres que se sienta un espacio. ¿Tradicional, formal, elegante? ¿Juguetón, gracioso, atractivo? ¿Monocromático, aerodinámico, moderno?

Toma nota de las inspiraciones de diseño en todas las facetas de la vida. Recuerda un hotel en el que te hospedaste o un restaurante en el que cenaste que te llamó especialmente la atención.

Quizás fue un interior minimalista de algún país o ciudad que hayas visitado o un bar amueblado con sillas de cuero gastadas.

Descubre lo que no te gusta

Es mucho más fácil para las personas expresar lo que no les gusta. Al incluir lo que no te gusta en la ecuación, puedes eliminar algunas cosas y limitarte a otras.

Un color determinado puede evocar sentimientos de una tendencia de diseño pasada. Estos recuerdos y reacciones son muy personales e individuales, pero también definen nuestros gustos.

Piensa en el equilibrio de un espacio

Las personas a menudo usan muebles que son demasiado grandes o demasiado pequeños para un espacio.

Para salas más grandes, considera la posibilidad de establecer zonas para diferentes actividades: un área para sentarte que sea propicia para la conversación; un área de trabajo con escritorio, etc..

Piensa en el peso y la distribución visual para equilibrar un espacio. La proporción y la escala son claves para cualquier diseño.

También te puede interesar: Utiliza más de un color de pintura en una habitación