Cómo comprar la mejor pintura para interiores

No hay nada como una nueva capa de pintura para iluminar una habitación; un nuevo color puede transformar tu casa en un nuevo espacio.

Pero antes de que puedas disfrutar de la nueva apariencia, hay mucho trabajo por hacer y elegir la pintura adecuada no es fácil. Por esa razón, es una buena práctica investigar acerca de los colores para pintar una casa.

Una pintura puede verse muy parecida a otra cuando estás en la ferretería, pero pueden ser muy diferentes una vez que están en las paredes.

Aquí hay algunos puntos útiles que debes conocer sobre la diferencia entre crema, blanco, blanquecino, marfil y beige. También conoce el tipo de acabado y comprueba cuál es el que necesitas.

Una pintura debe ser resistente al moho

La pintura que dice ser resistente al moho contiene un aditivo para inhibir el crecimiento de moho y hongos; esto es útil en las partes húmedas de la casa o si vives en una zona con mucha humedad.

Algunas pinturas también reclaman propiedades antibacterianas, pero esta no es una consideración importante para la mayoría de los hogares.

Nivel de brillo

Como regla general, cuanto mayor sea el brillo, más duradera será la pintura y mejor resistirá a las manchas, los rayones y la humedad.

Por supuesto, cuanto mayor sea el nivel de brillo, más brillante y reflectante será la pintura. La pintura de alto brillo es muy efectiva para grandes áreas de paredes y techos.

Ten en cuenta que no existen definiciones rígidas para estos niveles de brillo y los acabados pueden variar entre las marcas.

Plano

Muy poco brillo. Bueno para ocultar pequeñas imperfecciones superficiales. Para techos y paredes en áreas de poco tráfico.

Mate

Ligeramente más brillante que una pintura mate, pero igualmente bueno para ocultar imperfecciones menores de la superficie. Apto para paredes interiores.

Brillo bajo

Es un color diseñado para la mayoría de las paredes interiores. Generalmente buena resistencia a las manchas.

Semi brillante

Más resistente a las manchas y la humedad y más fácil de limpiar. Para pasillos, cocinas, baños, puertas y molduras.

Brillo

Muy resistente a las manchas y la humedad y fácil de limpiar. Para muebles, puertas, barandillas, molduras, cocinas y baños.

¿Qué tipo de pintura necesitas? ¿Ya tienes idea del color que vas a comprar? Toma en cuenta todos estos tips y realiza un gran trabajo de bricolaje.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Consejos rápidos para pintar los interiores

Aquí te damos una guía para pintar interiores. Recuerda, solo debes tener lo necesario: brochas, pintura, lijas y muchas ganas.

Lo más importante es el empeño que le des a este nuevo trabajo de bricolaje, lo demás saldrá poco a poco. Así que ten paciencia, que tu trabajo será un éxito.

Piensa en los colores que quieres. ¿Cuáles te gustan? Bueno, debes tener una idea de los tonos que quieres obtener. Busca en Pinterest las tendencias en colores para interiores de casas. ¡Crea tus propios tableros y decide!

pintar los interiores 1

Consejos para pintar los interiores

Al elegir el color para la pintura interior de tu casa, siempre es una buena idea ir a una tienda de pintura local cercana para obtener muestras.

Con la pintura de muestra, aplica varias franjas grandes en las paredes en diferentes áreas de tu hogar.

Asegúrate de dejar que las franjas se sequen por completo y observa cómo se ven los colores con la iluminación natural de tu hogar.

Repite estos pasos para cada habitación que vayas a pintar y elige el color que creas que se ve mejor en cada habitación.

Si estás pintando todo el interior, intenta seleccionar colores que combinen bien (o se complementen) entre sí.

Si tienes dificultades para elegir el color correcto, invita a familiares y amigos para que ofrezcan su opinión.

Incluso puedes optar por contratar a un asesor de color para asegurarte de que los colores que elijas funcionarán bien juntos.

¿Planeas vender tu casa después de pintar?

Quédate con colores neutros para que los nuevos propietarios puedan ver cómo se verá su nuevo hogar. Los colores llamativos pueden obstaculizar su opinión y pueden evitar hacer “match” con sus gustos particulares.

¿Cuánto cuesta la pintura para interiores?

El costo de la pintura depende de varias cosas, incluido el tipo de pintura que se va a ocupar.

¿Estás buscando pintar solo las paredes o deseas que también se pinten los zócalos y las molduras? ¿Puertas pintadas? ¿Tienes techos altos y es necesario utilizar andamios?

Todo eso lo debes considerar si piensas solicitar la ayuda de un profesional.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Pinta las paredes como un experto

Pinta las paredes una a la vez y lograrás un aspecto más suave y uniforme. Aquí te presentamos una de las mejores técnicas de pintura llamada “trabajar hasta un borde húmedo”.

Pero antes, no olvides seleccionar tu color especial para tu paredes. Puedes preguntar a un experto acerca de los colores para pintar una casa. Ten presente el tono que quieres y elige el indicado. ¿Estás listo?

Pinta las paredes 1

Pinta de arriba a abajo

Trabajando de arriba a abajo, rueda hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la pared en una serie de trazos en forma de V o W hasta que la sección esté cubierta.

Antes de recargar tu rodillo y pasar a la siguiente sección, pase el rodillo sobre el área que acabas de pintar con un trazo suave y continuo de arriba a abajo.

Estos trazos suavizantes emparejan el pelaje y ayudan a tapar líneas y huellas.

Levanta ligeramente el rodillo de la pared para evitar dejar marcas al final y para mezclar perfectamente diferentes áreas.

Vuelve a mezclar con frecuencia tu pintura con una varilla de mezcla o una herramienta de mezcla de pintura. Debes hacer esto cada vez que dejes la pintura en reposo durante un período prolongado de tiempo.

Espera de 2 a 4 horas para que se seque la primera capa antes de aplicar una segunda capa. Sigue exactamente el mismo proceso y las mismas técnicas que se utilizan para imprimar tus paredes.

Consejo 1: Mantén tu color uniforme. Una vez que hayas usado medio galón de pintura, vuelve a llenar esa lata con pintura de una lata diferente y mezcla. Si estás haciendo un trabajo grande, mezcla varios galones en un balde de 5 galones.

Sigue los siguientes pasos para limpiar

Retira la cinta de pintor justo antes o después de que la pintura se seque por completo. Si se deja por mucho tiempo, pequeños trozos de cinta pueden romperse y dejar residuos al retirarlos. Desecha la cinta de pintor usada.

  • Sella bien la pintura restante en latas.
  • Limpia a fondo las brochas y los rodillos con agua tibia y jabón.
  • Quita las telas protectoras y vuelve a colocar los muebles en su lugar.

Consejo 2: Usa un cuchillo para cortar la cinta de pintor seca mientras tiras de ella en un ángulo de 45 grados.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Pasos para restaurar muebles viejos

Dar nueva vida a los muebles viejos no es un proceso rápido, pero vale la pena el esfuerzo cuando tienes un hermoso mobiliario.

Si bien la restauración de muebles antiguos lleva mucho tiempo, no es necesariamente complicada siempre que sigas el proceso paso a paso.

Las herramientas y los productos correctos harán que la tarea sea mucho más fácil e infinitamente gratificante.

Incluso si no sabes bien cómo barnizar un mueble antiguo, estos seis pasos para restaurar muebles viejos harán que esas piezas antiguas vuelvan a estar de moda.

1. La seguridad es lo primero

Restaurar muebles viejos requiere productos químicos y herramientas que pueden ser peligrosos para tu salud si no se toman ciertas precauciones.

Siempre usa las herramientas adecuadas para el trabajo; no solo para facilitar la tarea, sino también para que tú y tu familia estén seguros.

Utiliza un equipo de protección como guantes de goma, una prenda con mangas largas y gafas para evitar salpicaduras y quemaduras.

Trabaja en un área bien ventilada, preferiblemente al aire libre, para no inhalar vapores nocivos.

2. Identificar un acabado antiguo

Antes de que puedas restaurar muebles antiguos, determina el acabado actual de la madera.

Los acabados naturales como el barniz y la laca son difíciles de identificar a simple vista y pueden requerir cierta experimentación.

3. Limpieza de los muebles viejos

A veces, restaurar muebles viejos puede ser tan fácil como limpiar bien una pieza.

Primero, usa un limpiador de madera comercial a base de aceite para cortar las capas de suciedad y cera en la superficie de tu mueble.

Si el limpiador de madera por sí solo no devuelve los muebles a su brillo original, cámbialo a una solución de agua tibia y detergente líquido.

Si ninguno de estos métodos limpia los muebles, es posible que debas recurrir a una limpieza con solvente para restaurar muebles viejos.

Procura trabajar en un área bien ventilada.

4. Pule las imperfecciones

Los rayones y grietas pueden opacar la superficie de la madera.

La forma más sencilla de reparar el acabado es aplicar disolvente a la zona para pulir las imperfecciones.

5. Usa un removedor

El primer paso en la restauración de muebles antiguos es quitar el acabado viejo para dejar espacio para el nuevo tinte.

Más capas de pintura requerirán una fórmula de removedor más resistente para aflojar las capas viejas y luego raspar.

6. Reacabado

Ahora viene la parte divertida de la restauración de muebles antiguos: aplicar una nueva capa de tinte y acabado para darle un aspecto completamente nuevo a tu pieza.

Antes de comenzar este proceso, lija la pieza con papel de lija y luego limpia la superficie con una aspiradora y un paño de microfibra.

Aplica un sellador y deja reposar durante la noche para un segundo lijado al día siguiente.

El segundo lijado debe realizarse con una lija más delgada. Usa laca, barniz tradicional o poliuretano para proteger la madera y el tinte, y también para agregar un brillo agradable.

muebles viejos

Restaurar muebles viejos es un proceso gratificante que puede aportar un aspecto completamente nuevo a las piezas de madera de tu hogar.

También te puede interesar: ¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

¿Diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

¿Cuáles son las diferencias entre el barniz tradicional y el poliuretano?

Si quieres conocer más y aprender cómo barnizar un mueble de madera, seguro esta información te servirá para tu próxima tarea de bricolaje.

Si bien el barniz tradicional y el poliuretano se utilizan a menudo como sinónimos, son productos muy diferentes y no intercambiables.

Contexto, por favor

Todo el mundo aprecia el aspecto elegante de los pisos de madera, los gabinetes y las puertas, pero los estragos del tiempo pueden hacer que la madera fina parezca vieja y descuidada.

Para preservar mejor la belleza inherente de los muebles y accesorios de madera, generalmente se aplica un acabado de capa superior de barniz tradicional o poliuretano.

barniz tradicional-y-el-poliuretano

¿Qué es el barniz tradicional?

El barniz tradicional ha evolucionado para incluir una serie de derivados, pero el producto básico incluye una combinación de disolventes, resina, aceites secantes y protectores UV.

Los fabricantes de muebles y los trabajadores de la madera han utilizado barnices convencionales para dar a la madera un acabado duradero y flexible. También para protegerla contra los daños del sol.

Hay tres elementos principales en el barniz que le confieren las propiedades atractivas que desean los consumidores y los profesionales de la madera:

Resina: La resina es un material viscoso que generalmente está hecho de dammar, copal, bálsamo, sandáraca y otros materiales orgánicos.

Aceite de secado: Cuando se expone al aire, el aceite de secado forma una superficie protectora. Hay varios agentes secantes diferentes, incluidos el tung y el aceite de nuez.

Disolventes: Un disolvente permite que el material base se cure a medida que se evapora.

Aplicar un acabado de barniz convencional no es particularmente fácil y aquellos con experiencia suelen obtener los mejores resultados.

Si se hace incorrectamente, el barniz convencional puede burbujear, pelar, agrietar, deslaminar o nunca endurecerse por completo.

También es importante aplicar barniz convencional en un ambiente libre de polvo, suciedad y otros contaminantes.

En la mayoría de los casos, se requieren varias capas para producir el efecto deseado.

¿Qué es el poliuretano?

El poliuretano es un sellador y producto de acabado que se utiliza para proteger y mejorar pisos, gabinetes y muebles de madera fina.

Es es similar al barniz en términos de aplicación y apariencia, el poliuretano es generalmente más duro y más resistente, lo que significa que se usa comúnmente para sellar pisos de madera.

Desafortunadamente, el poliuretano es menos flexible que el barniz, por lo que puede que no sea la mejor opción para usar en piezas de madera que se mueven o flexionan.

Los acabados de poliuretano a base de agua se componen de una resina suspendida en agua y disolvente.

A medida que el agua se evapora de la resina, el material se transforma de líquido a capa protectora.

En cuanto al poliuretano a base de aceite, los solventes se evaporan del material, lo que permite que los aceites y la resina se endurezcan.

Problemas de toxicidad del barniz tradicional y el poliuretano

Si bien el poliuretano a base de aceite solo necesita dos o tres capas, el olor puede ser tan fuerte que la casa sea inhabitable durante varios días.

El poliuretano no curado puede agravar una variedad de problemas respiratorios diferentes, como alergias, asma y afecciones bronquiales.

Además, quienes están expuestos a los vapores pueden desarrollar dificultades de visión, irritación de garganta, náuseas, tos incontrolada, vómitos y dolores de cabeza.

Las resinas y disolventes utilizados en el barniz son tóxicos si se ingieren. Muchos productos de barniz contienen benceno, que es un carcinógeno conocido y es altamente inflamable.

Los solventes en el barniz son extremadamente picantes y los vapores pueden causar somnolencia, dolores de cabeza, irritación de la piel y mareos.

Ten cuidado al manejar estos productos. Procura usar un cubrebocas, guantes y gafas. Realiza este trabajo en un lugar ventilado y lejos de los niños y mascotas.

Si te interesó, también te puede gustar: Buenas razones para reparar el exterior de tu casa