Buenas razones para reparar el exterior de tu casa

Pintar el exterior de tu casa puede ser un trabajo cansado y necesita de un compromiso considerable.

Si te preguntas si el valor de un nuevo proyecto de pintura exterior vale su costo, tenemos la respuesta: ¡lo vale!

Si piensas pintar tu casa, te recomendamos comprar pintura vinílica blanca, ya que ese color es elegante y combina con todo.

Recuerda que los beneficios de un trabajo de pintura van mucho más allá de una apariencia nueva y fresca. Aquí te contamos más.

Haz que tu casa destaque del resto

Todos queremos que nuestras casas se vean tan bien como sabemos que son.

La mejor manera de asegurarte de que tu hogar deje una impresión duradera es mantener el exterior con un aspecto nítido.

Un trabajo de pintura exterior de calidad es el paso más importante para crear un atractivo exterior general.

Asegúrate de elegir un color que se adapte mejor a la estética general de tu hogar y que se adapte bien al paisaje de la propiedad.

el exterior de tu casa

Los colores neutros, como blancos, grises, bronceados o marrones, son siempre una apuesta segura.

No tengas miedo de usar acentos llamativos en la puerta de entrada o en la moldura para agregar un aspecto distintivo a tu hogar.

Incrementa el valor de tu casa

Seguramente ya has invertido bastante en tu casa, por lo que deseas asegurarte de que su valor no disminuya.

Una excelente manera de asegurar o incluso aumentar el valor de tu casa es mantener su exterior limpio y fresco.

Los estudios demuestran que pintar tu casa puede aumentar su valor de reventa.

Definitivamente vale la pena que un profesional la pinte o hacerlo tú mismo con todos los cuidados necesarios.

Protégela de los elementos naturales

Un trabajo de pintura nuevo en realidad hace más que simplemente verse bien.

La pintura exterior de calidad funciona como una capa adicional de protección contra los elementos, lo que ayuda a mantener tu hogar a salvo de los daños causados ​​por el clima, los insectos y el polvo.

La pintura incluso puede evitar que la madera exterior se pudra.

Por si fuera poco, un trabajo de pintura exterior de calidad puede ayudarte a evitar mayores costos de reparación en el futuro.

Repara los daños

Además de resolver problemas, una capa de pintura decente te ayudará a identificar problemas más importantes en el exterior de tu hogar que quizás no hayas notado.

Pintar tu casa puede revelar una serie de pequeños defectos que van desde el moho y las manchas de agua hasta la madera podrida causada por la pintura debilitada.

Una vez que se abordan, un trabajo de pintura nueva y sólida puede evitar que estos daños vuelvan a aparecer.

También te puede interesar: Consejos para obtener el tono perfecto de pintura blanca

Cómo quitar el papel tapiz con agua y jabón

Si estás por renovar los colores de tu habitación, pero las paredes están forradas de papel tapiz, no te preocupes, esta tarea no es difícil de ejecutar. Hazlo tu mismo con la siguiente guía para quitar el papel tapiz con agua y jabón.

Cómo quitar el papel tapiz con una solución jabonosa

Si las paredes de tu habitación cuentan con papel tapiz estándar, es probable que puedas despegarlo usando agua tibia y una solución de jabón suave.

Te recomendamos el siguiente método de remojo manual, especialmente si estás quitando una sola capa de papel de un área pequeña, como una pared de decoración. Los materiales que necesitarás son:

  • Cubeta
  • Agua con jabón
  • Cepillo limpio para pegar o pintar
  • Raspador
  • Plástico o periódico
  • Detergente líquido

Protege el piso

Cubre el piso con periódico, plástico o láminas para proteger la superficie de cualquier daño por el agua. Las sábanas pueden mojarse. Ten bolsas de basura a la mano para recoger regularmente los trozos de papel.

Apaga los fusibles

Desconecta la electricidad, ya que usarás agua para mojar el papel tapiz y facilitar su extracción. No vuelvas a conectarla hasta que estés seguro de que todas las superficies estén secas de nuevo.

Aplica la preparación

Llena una cubeta con agua tibia y agrega una pequeña cantidad de detergente líquido. Aplica el agua con jabón a la pared con una brocha. Comienza de abajo hacia arriba para romper la tensión superficial, permitiendo que el compuesto penetre en el papel tapiz.

Cuando la pared esté completamente mojada, deja que el agua penetre, esto ayudará a suavizar el pegamento que se utilizó para colgar el papel tapiz.

Marca el papel

Marcar el papel con una espátula o un cuchillo ayudará a que el agua penetre en el papel tapiz. Debes hacer esto con precaución, ya que podrías dañar el yeso que está debajo.

La cantidad de capas de papel tapiz y el tiempo que lleva puesto también serán factores que determinarán la dificultad al retirar este tipo de materiales.

Retira el papel tapiz

Con un raspador o una espátula comienza a levantar el papel buscando puntos fáciles, a menudo son las orillas de la parte inferior de la pared. Deja que el agua haga el trabajo y ve recogiendo el papel quitado a medida que avanzas, para no hacer más trabajo después.

Si el papel tapiz que tratas de quitar algún día fue cubierto con pintura, puede ser bastante difícil que el agua con jabón logre despegarlo. Para esos casos, puedes mojarlo varias veces o usar un decapante de vapor para papel tapiz.

Estos pasos de como quitar el papel tapiz con agua y jabón harán que puedas realizar este trabajo tu mismo para no recurrir a un profesional. Recuerda que puedes compartirnos tu experiencia de bricolaje en los comentarios.

También puede interesarte: