¿Cómo cuidar tu casa y prevenir goteras?

La impermeabilización es un paso importante para ayudar a tu casa a evitar los daños causados por el agua. Consiste en crear una barrera impermeable en superficies importantes dentro y fuera de la casa para evitar que el agua entre en ella.

Es un enfoque relativamente sencillo y asequible que puede mantener un edificio a salvo de daños costosos en el futuro. También ayuda a reforzar los cimientos de una propiedad, a reducir los riesgos para la salud y a mantener bajos los costos energéticos.

¿Dónde se utiliza la impermeabilización?

Techo de casa

Mucha gente asocia la impermeabilización con los sótanos, pero también se utiliza en baños, cocinas, cubiertas, balcones, tejados, terrazas, depósitos de agua, paredes interiores y exteriores y piscinas.

Las estadísticas de las investigaciones del sector de los seguros muestran que el 98% de los sótanos sufrirán algún tipo de daño por agua durante su vida útil. Mientras que asegurarse de que los electrodomésticos, la fontanería y los calentadores de agua están en buen estado de funcionamiento puede ayudar a evitar problemas, la impermeabilización de techos va un paso más allá al poner una barrera que proporcionará protección en caso de fugas o inundaciones.

Tipos de métodos de impermeabilización

La elección correcta depende de la superficie que debe ser impermeabilizada y de su entorno. La exposición a los elementos, el grado de flexibilidad necesario y el coste son otras consideraciones importantes que pueden influir en esta decisión. Algunos de los tipos de impermeabilización más populares y eficaces son la impermeabilización cementosa, la membrana impermeabilizante líquida, la impermeabilización bituminosa, el revestimiento bituminoso y la membrana líquida de poliuretano.

Impermeabilización cementosa

Uno de los métodos más sencillos de impermeabilización es la impermeabilización cementicia, que implica materiales sencillos de mezclar y aplicar. Se compone de arena, sustancias a base de sílice y productos químicos inorgánicos y orgánicos. Una vez que la mezcla se combina con la cal, se produce una reacción de hidratación que forma un sello impermeable. Normalmente hay que mezclarlo con agua antes de aplicarlo, pero algunos expertos también incluyen un aditivo acrílico que hace que el revestimiento sea aún más duradero. Se presenta en fórmulas líquidas y en spray.

Aunque es bastante fácil de usar y durará muchos años en casa, la impermeabilización cementicia no es la mejor opción cuando se necesita un alto grado de flexibilidad, ya que el cemento no se dobla ni flexiona bien. Suele utilizarse en estructuras de hormigón como muros, cimientos y pasarelas.

Membrana impermeabilizante líquida

Una membrana líquida es un enfoque que implica una capa de imprimación y dos capas superiores aplicadas con rodillo, paleta o pulverizador La fina capa del líquido proporciona mayor flexibilidad que la impermeabilización cementosa. Una vez que el líquido se cura y se convierte en un revestimiento similar a la goma, presenta importantes propiedades de elongación.

Impermeabilización bituminosa

Una opción popular para muchas aplicaciones residenciales y comerciales, la impermeabilización con membrana bituminosa utiliza asfalto o alquitrán de hulla. La impermeabilización con membranas bituminosas puede utilizarse para proteger tejados con poca pendiente y se encuentra en forma de rollo. Se considera muy asequible.

Leer también: ¡Opciones de color para tu morada!

Protege tu hogar de la lluvia con estos tips únicos

Es muy posible que un edificio cuyo aislamiento del agua en el tejado no se haya hecho a conciencia tenga fugas de agua con la lluvia. El agua se filtra en el edificio a través de los agujeros y abolladuras del tejado y daña el edificio.

El aislamiento del tejado debe ser realizado por expertos que utilicen los materiales adecuados para prevenir de la lluvia.

Hay que impermeabilizar el hormigón con materiales impermeables adecuados para tejados como:

  • Aplicar el revestimiento,
  • Biselar los bordes del mismo,
  • Instalar sistemas de drenaje para evitar la formación de charcos de agua y terminar el proceso con una pintura o material de revestimiento adecuado como capa superior.

Protege de la lluvia

¿Qué materiales se utilizan para la impermeabilización de tejados?

Es importante utilizar los materiales de aislamiento adecuados para proteger los tejados de la lluvia. Cuando se trata del aislamiento de tejados, la cuestión de qué membranas de impermeabilización de techos se deben utilizar para el tejado es otra pregunta importante para definir el sistema de aislamiento adecuado.

Cuando se mencionan los materiales de impermeabilización de tejados, vienen a la mente los materiales líquidos a base de asfalto y betún que se utilizan para la impermeabilización, las membranas, las pinturas y los materiales complementarios, como las cintas de chaflán y la masilla.

Aparte de esto, también se utilizan materiales como el revestimiento de tejas y las tejas como materiales de aislamiento del agua del tejado.

Las membranas impermeabilizantes se encuentran entre los materiales de revestimiento preferidos para el aislamiento de tejados también aparecen como cubiertas impermeabilizantes y membranas líquidas a base de betún.

Los materiales de impermeabilización a base de betún se encuentran entre los materiales de impermeabilización más preferidos y utilizados en la industria de la construcción. Este material es muy preferido para el aislamiento de tejados por su facilidad de uso y su ventaja de precio/rendimiento se encuentran entre los materiales de impermeabilización de cubiertas más conocidos, pueden producirse en forma líquida y de rodillo.

Modo de aplicación

Pintando techos

Se aplican con un soplete, se adhieren muy bien a la superficie y protegen el edificio del agua. Se pueden fabricar en diferentes espesores y modelos según la zona de aplicación. Las superficies superiores pueden realizarse con piedras minerales para crear una apariencia estética.

Son materiales que generalmente se aplican como imprimación y también proporcionan impermeabilidad en la superficie aplicada.

El betún es un buen material de impermeabilización debido a su naturaleza. Es fácil de aplicar y económico. La membrana líquida a base de betún y los materiales de membrana en rollo a base de betún son los materiales más conocidos, más económicos y de mayor rendimiento utilizados para el aislamiento de cubiertas.

Para completar perfectamente la impermeabilización de la cubierta, es necesario utilizar membranas impermeabilizantes a base de betún, así como cintas de chaflán para las fugas en las esquinas, sistemas de drenaje para evitar la acumulación de agua, materiales de revestimiento para proteger la capa superior y diversos materiales impermeabilizantes a base de cemento para impermeabilizar el hormigón.

Expertos en productos químicos para la construcción, le ayudará a elegir el material adecuado para todo este sistema de impermeabilización. Puede consultar los productos en nuestro sitio web para los materiales de impermeabilización de tejados.

Leer también: Sal y vinagre, elimina el óxido del metal

Mejor condición climática para pintar la casa

A la hora de planificar y ejecutar las reparaciones de impermeabilización, hay que tener en cuenta el clima. Sigue leyendo para saber qué condición climática es la más adecuada para el trabajo.

Cuando visitas la casa de alguien, te formas una impresión mirando las paredes, ¿no es así? Es muy probable que tus invitados también hagan lo mismo con respecto a su casa. Sin embargo, antes de que empieces a mirar las paredes en busca de grietas, humedades y fugas y se apresure a impermeabilizar su casa, es importante tener en cuenta la condicione climática actual de tu región.

Antes de seguir adelante, entendamos primero qué es la impermeabilización de techos. Básicamente significa hacer que la casa sea resistente al agua y es importante porque el agua puede causar muchos daños a un edificio o bungalow, tanto estética como estructuralmente.

La exposición al agua, los altos niveles de humedad y las filtraciones de agua pueden provocar la aparición de moho, causando graves problemas de salud para ti y tus seres queridos.

Cómo puede afectar el calor extremo a sus actividades de impermeabilización

¿Sabías que el calor no es la condición ideal para iniciar tu proyecto de impermeabilización?

En verano, cuando la temperatura oscila entre los 30 y los 35 grados centígrados impermeabilizar puede no ser una medida inteligente. Podría provocar un secado repentino, algo habitual cuando la temperatura empieza a superar los 35 grados centígrados. Esto también podría provocar grietas y otros fallos en la impermeabilización.

¿Cómo pueden afectar la lluvia y la humedad a tus actividades de impermeabilización?

Otra condición meteorológica en la que hay que pensar es la lluvia. Tiene la capacidad de afectar negativamente a los trabajos de impermeabilización tanto en interiores como en exteriores. Es una de las peores condiciones para la impermeabilización, ya que se necesitan condiciones secas para que la aplicación de la impermeabilización se seque correctamente.

Sólo después de que el revestimiento impermeable esté seco, podrá proteger sus paredes del agua. La pintura o el revestimiento húmedo puede romperse o desmoronarse, o simplemente desaparecer, y es posible que tenga que rehacer el trabajo, lo que significaría un desperdicio de los esfuerzos anteriores.

Se ha observado que cualquier tipo de invasión agresiva de agua ralentizará el tiempo de curado y disminuirá la eficacia de la aplicación. De hecho, a veces puede incluso arruinar todo el procedimiento.

Las membranas de impermeabilización suelen tardar días o incluso semanas en secarse, dependiendo de los materiales utilizados. Por lo tanto, es imprescindible que la zona tratada permanezca libre de humedad.

Es importante prestar atención a la previsión meteorológica para asegurarse de que tampoco lloverá varios días después de la aplicación, ya que, de lo contrario, podría afectar al revestimiento.

El tiempo es importante

Pinta en la mejor condición climática

Las condiciones post-monzón permiten que los trabajos de reparación e impermeabilización avancen rápidamente y sin problemas, ofreciéndole resultados a largo plazo.

Teniendo en cuenta todos los puntos anteriores de la situación climática, nos inclinamos por el periodo posterior al monzón, a menos que sea absolutamente necesario. No tienes que preocuparte de que el calor extremo ni el agua arruinen tus esfuerzos de impermeabilización durante el periodo post-monzón.

 

Leer también: ¡Pinta tu casa como un verdadero crack!

Evita los daños en el techo de tu casa

Hay pocas sensaciones peores que enfrentarse a los daños causados por el agua. Si tienes un techo manchado por el agua, descascarillado o agrietado, esto es lo que debes hacer.

Estabiliza la situación

El primer paso es estabilizar el área alrededor de la fuga. Retira los objetos de valor de la zona y luego saca un cubo y una lona para recoger y contener el agua que se haya acumulado detrás del techo. Lo más probable es que el revestimiento del techo sea de cartón yeso, que absorberá o dispersará el agua. Es mejor que controles por dónde entra el agua a través del techo. Para ello, cree un pequeño agujero en el centro de la fuga utilizando un punzón, un destornillador o un objeto similar, para que el agua pase por esa abertura controlada y llegue a su cubo.

La lluvia y el sol pueden dañar tu hogar protégelo con impermeabilización de techos

Repara los daños del techo

Dependiendo de la fuga, esto puede implicar simplemente un retoque , o puede significar reemplazar y repintar con impermeabilizante de techos. Tenga en cuenta que a menudo es más fácil simplemente retirar los paneles de yeso dañados para que vuelvan a ser material seco. Esto suele dejar al descubierto las vigas del techo, lo que facilita la colocación de parches. Lo mismo ocurre con la pintura, ya que a menudo es más fácil aplicar la pintura nueva en una zona más grande, o incluso pintar todo el techo, en el caso de una fuga mayor.

Localizar y reparar

A continuación, es el momento de localizar y reparar la fuente. El agua puede recorrer una distancia sorprendente desde la fuga inicial, y las fugas en el techo, en particular, pueden ser difíciles de aislar. Incluso en una situación aparentemente sencilla, como cuando un cuarto de baño está directamente encima de la mancha, sigue habiendo una serie de fuentes potenciales para el agua. Podría tratarse de una fuga en el desagüe, una tubería de suministro suelta o una falta de calafateo.

Es posible que tengas que hacer un agujero en el techo para ver de dónde procede el agua, y si tienes  problemas para recrear la fuga, puedes probar el viejo truco de colocar hojas de papel higiénico a lo largo de las tuberías y las vigas del techo. El papel higiénico mostrará claramente cualquier reacción a la humedad, lo que te permitirá reducir el alcance de su búsqueda.

En estos tiempos de lluvias no dudes en aplicar impermeabilización de techos

Secar los daños

Mientras reparas el origen de la fuga, deje que los materiales afectados se sequen completamente. Esto es especialmente cierto en el caso de la cavidad del techo, ya que la humedad atrapada detrás de los paneles de yeso será propensa a desarrollar moho. Una fuga menor puede secarse por sí sola, pero, en el caso de fugas mayores, suele ser mejor abrir una sección del techo y ventilarla con la ayuda de un ventilador.

Leer también: Colores para poder dormir mejor

Que las temperaturas no dañen tu techo

Debido al continuo aumento de las temperaturas el clima cálido prevalece especialmente en las regiones secas del norte del país. Durante los meses de verano, abril y mayo, los rayos directos del sol provocan un calor insoportable no sólo para los seres humanos, sino también para las estructuras de los edificios.

Como los techos y las terrazas son las partes más expuestas de un edificio, los dañinos rayos UV del sol caen directamente sobre ellos. El calor constante a menudo da lugar a problemas como la erosión, el blanqueamiento y la descamación de la estructura del edificio por lo anterior.

El aumento de las temperaturas no sólo afecta a los ecosistemas, sino también a los hogares.

La exposición constante a la dura luz del sol erosiona y debilita los techos.
Además, una superficie de techo o terraza debilitada y erosionada conduce a la aparición de grietas, a través de las cuales se producen filtraciones de agua durante las lluvias excesivas de los monzones. Además, las filtraciones de agua a través de las grietas también son motivo de preocupación, ya que restan belleza a la vivienda. Por lo tanto, es importante que los propietarios protejan los techos y las terrazas de sus edificios contra las atrocidades de la exposición al calor.

¿Qué se debe hacer?

Si las temperaturas siguen subiendo, los propietarios tendrán que buscar alternativas adecuadas para hacer frente al calor. Los métodos de refrigeración, como los ventiladores, las neveras y los aires acondicionados, pueden ser una buena opción para el interior, pero también es necesario refrescar la casa desde el exterior, para mantener la temperatura general de la estructura.

La impermeabilización de techos ayuda a mantener intactos los techos y las terrazas.
Algunas formas de enfriar tu casa es mediante la sustitución de las ventanas, el sombreado y la mejora del aislamiento. Pero estos métodos de reducción del calor pueden ser poco fiables a largo plazo, y bastante pesados para el bolsillo. Si busca una alternativa a largo plazo y más asequible para proteger su casa del calor, la impermeabilización de techos es el camino a seguir y las soluciones de impermeabilización.

La impermeabilización, no sólo refuerza los techos y las terrazas por dentro, sino que también permite que la superficie refleje el máximo calor durante los picos de los veranos gracias a las técnicas superiores de innovación del producto, a diferencia de otros productos similares disponibles en el mercado.

Ventajas de los impermeabilizantes:

  • Ofrecen la mejor tecnología de reflexión del calor en los picos de verano.
  • Ayuda a reducir el calor de la superficie hasta 12* grados centígrados.
  • Ayuda a enfriar la temperatura general del edificio.
  • Protege contra las filtraciones de agua.
  • Tiene el doble propósito de reducir el calor e impermeabilizar.

La impermeabilización de techos o terrazas es una de las actividades de mantenimiento más esenciales para la conservación de las viviendas, ya que además de salvaguardar la estructura contra las condiciones climáticas extremas, la impermeabilización de techos también ayuda a mantener la integridad de la estructura del edificio.

Ahora es el mejor momento para impermeabilizar los techos , ya que estamos a pocos meses de los duros veranos y monzones. Da el primer paso para proteger tu casa poniéndose en contacto con expertos en impermeabilizantes.

Leer mas: ¿Cada cuánto debo pintar mi casa?