usando pegamento de madera

5 consejos para usar correctamente el pegamento

El pegamento es una herramienta muy útil en el bricolaje para unir piezas o reparar aquellas que han sufrido algún tipo de rotura. El pegamento para madera es un adhesivo realizado a partir de caucho sintético que permite pegar casi todo tipo de superficies.

Entre los materiales más comunes para pegar se encuentran: las superficies plásticas, corcho, metal, yeso, piel, cuero y madera. Estos pueden permitir usar distintos materiales entre sí.

La capacidad adhesiva del pegamento para madera puede llegar a ser muy potente, por lo que es fundamental saber usarla correctamente al aplicarlo, ya que una vez unidas las piezas no se podrá rectificar. A continuación, te daremos algunos consejos que puedes seguir para conseguir los mejores resultados.

Elige el formato adecuado según el material y tipo de superficie a pegar

Por lo general usar pegamento para madera de forma liquida (o en ocasiones en una forma gelatinosa) es la manera más practica e indicada para pegar materiales flexibles como tela, plástico, fieltro o madera.

Para pegar superficies en forma verticales es de mayor utilidad usar el formato de gel para manejarlo con mayor facilidad y evitar que se produzcan derrames. También existen pegamentos en formato aerosol, esta es adecuada cuando hay que pegar superficies de gran tamaño.

Limpia y seca las superficies que se van a unir

Para conseguir que el pegamento agarre con fuerza, las superficies tienen que estar limpias, por eso es necesario limpiar con algún trapo o paño ligeramente húmedo y remover el polvo y residuos en las superficies que piensas unir.

Es importante mencionar que para que el pegamento para madera funcione de la mejor manera debe de estar completamente secas para que el pegamento actúe de forma eficaz.

Respeta el tiempo de secado

Es fundamental para conseguir una unión total de las superficies que piensas pegar, respetar el tiempo de secado.

Cuando se trata de grandes superficies como dos tablones de madera, es aconsejable usar una llana dentada para extender el pegamento. Solo es necesario dar una capa de pegamento, pero si la superficie es porosa es probable que necesites repetir la aplicación para tener más de una capa.

Una vez extendido el pegamento en ambas piezas hay que esperar entre 10 y 20 minutos, según la consistencia del adhesivo, para unir las piezas. La prueba definitiva para saber si está a punto es tocar el producto con el dedo; si no se queda pegado es el momento de pegar las piezas. Hay que unirlas correctamente porque no es posible rectificar una vez que se han unido.

Trabaja en un lugar ventilado

La composición del pegamento para madera por lo general lleva disolventes que se detectan por su olor al abrir el envase. Estos disolventes se evaporan al secarse, por lo que es conveniente trabajar en lugares muy bien ventilados para evitar posibles intoxicaciones.

Se recomienda por seguridad usar algún tipo de mascarilla que proteja la nariz y la boca para no respirar los vapores que emite este pegamento.

Utiliza acetona para limpiar las manchas

Si al aplicar el pegamento cae una gota o escurre sobre la piel, la mejor forma de eliminarlo es con acetona. Una vez que este seco el pegamento, se frota con un paño impregnado en acetona hasta que se reblandezca y se pueda eliminar con facilidad.

Si quedan restos pegados en las piezas que pegamos, puedes lijar suavemente con una lima hasta que desaparezcan todos los residuos.

Cuando la mancha se produce sobre ropa también se puede utilizar acetona frotando suavemente con un trapo pero con cuidado de que la prenda no se estropee. Después se lava la prenda con detergente para eliminar todo rastro de pegamento y acetona.

Relacionado: Cómo elegir un esquema de colores para casas