5 razones para pintar tus paredes de amarillo

Cuando las personas compran una casa nueva o renuevan sus habitaciones, tienen que tomar muchas decisiones de diseño de interiores. Una de las decisiones más importantes que debe tomar un propietario es el color que quiere pintar sus paredes.

Las personas generalmente se confunden entre pintar sus paredes con un tono cálido o frío, una tarea que puede ser muy desalentadora ya que es el componente central de una habitación.

Aunque esta elección puede ser muy abrumadora, el amarillo es un gran color para pintar tus paredes, y aquí hay 5 razones para pintar tus paredes de este color.

Pero si esos colores para pintar mi casa vibrantes no son para ti, puedes elegir algo más oscuro u otros tonos que queden excelente con tu mobiliario y con todo lo que hay en tu hogar.

paredes de amarillo

Proporciona un fuerte impacto psicológico

Cada color tiene un impacto psicológico en nuestro cerebro. Los colores con longitudes de onda más largas son más estimulantes para la mente y el amarillo afecta acertadamente nuestras emociones.

El color nos hace sentir más optimistas y el tono correcto podrá elevar nuestra autoestima al mismo tiempo que aumenta nuestra confianza.

El color brillante captura la esencia del sol y emite un ambiente muy alegre. Está asociado con la felicidad y pintar tu casa de este color seguramente dará la bienvenida a la felicidad a través de tu puerta.

Hace que la habitación parezca más grande

El color amarillo puede hacer que cualquier área se vea más amplia y acogedora. El tono brillante creará la ilusión de que la habitación es más espaciosa.

Es el color óptimo para la cocina, el recibidor, las entradas, el salón, los espacios pequeños y el baño. Combinar el amarillo con un tono más pálido y el blanco definitivamente hará que tu sala se vea más grande.

Combina bien con muebles de madera

Los muebles de madera o pintados en tonos amaderados hacen un gran dúo con el color amarillo. Los muebles de color marrón oscuro con matices de caoba combinarán muy bien con las paredes brillantes y se convertirán en un punto focal en la habitación.

Aunque la mesa y las sillas no tienen que combinar con la pieza central de una cómoda o un armario, se deben colgar marcos oscuros en las paredes para unir toda la habitación.

Hace que la casa se vea más acogedora

El amarillo crea la impresión de luz y calidez. El tono correcto es muy agradable a la vista y emite una vibra muy positiva que probablemente atraiga a las personas.

La sensación de alta energía en la habitación hará que las personas quieran estar en esa habitación y encerrarse en un lugar brillante y feliz.

Funciona muy bien como una pared de acento

Pintar tu habitación de amarillo con muebles rubio ceniza y suelos de madera es una gran colaboración. Pero si pintar la habitación de un único amarillo parece demasiado atrevido y abrumador, hay muchas combinaciones de colores geniales que acentúan el color amarillo.

Como se mencionó anteriormente, la unión entre el amarillo, el amarillo pálido y el blanco te dará a la habitación una sensación muy espaciosa y acogedora y, al mismo tiempo, la hará parecer imperturbable.

El amarillo con azul también será un buen augurio para las salas de entrenamiento, ya que los dos colores proporcionarán una motivación psicológica perfecta. Para que el amarillo encaje perfectamente en la habitación, debe combinarse con los colores adecuados.

Un amarillo cálido va bien con el rojo que tiene un trasfondo anaranjado-predicador y mezclar el amarillo con el verde manzana puede generar una vibra muy animada y de jazz.

El objetivo principal para que el amarillo no parezca áspero, discordante o vulgar es combinar tonos más cálidos con colores más terrosos y moderadamente fríos.

El amarillo puede parecer un color muy atrevido para los pintores de paredes blancos básicos, pero es un buen punto de partida para experimentar con diferentes colores. ¡Da un salto de fe y prueba el amarillo!

También te puede interesar: Colores que ayudan y dañan tu casa