sala beige con rojo

Cómo añadir tonos gris y beige a tu hogar

Hablando de interiores, los matices de gris y beige son los neutrales definitivos, pero a menudo tienen la reputación de parecer estériles. Sin embargo, hay muchas formas de utilizar estos colores para interiores de casa y seguir creando un espacio con personalidad. Aquí te diremos cómo añadir tonos gris y beige a tu hogar.

Cómo añadir tonos gris y beige a tu hogar

Elegir los colores de pintura para interiores neutros que sean perfectos para todo un espacio, es un enfoque de decoración probado y verdadero. Pero al contrario de lo que creen algunos amantes del color, los neutros como el gris y el beige no tienen por qué ser aburridos.

Para trabajar de la mejor manera, a continuación te decimos cómo añadir tonos gris y beige a tu hogar.

Crea un ambiente interesante

Si bien los neutros siempre serán una opción popular para las paredes, la aparición de ciertos matices cambiarán por completo la sensación de una habitación.

El contraste es la clave para agregar interés visual a un espacio neutral. Si las paredes de tu sala de estar son de color gris carbón, aligera el ambiente con tonos y texturas contrastantes a través de diferentes elementos de diseño.

Los tonos claros, apenas visibles, de gris y beige pueden abrir una habitación y hacer que se sienta expansiva. Por otro lado, los grises y marrones profundos crean un ambiente de mal humor con un efecto de capullo.

Es esencial tomarte el tiempo para probar varias opciones a través del espectro de claro a oscuro en la propia pared antes de dar el paso.

Usa varios tonos

Los diferentes matices de gris y beige brindan una estética moderna y sofisticada, sin embargo, dependiendo de la frescura o calidez, el impacto visual cambia. Por ejemplo, estos pueden ser más cálidos y proporcionar más energía al ambiente si se aumenta su saturación.

sala con varios tonos beige

Céntrate en la luz y la textura

Los tonos más claros de gris y beige tienden a hacer que una habitación se sienta más grande y expansiva, mientras que los más oscuros hacen que el espacio se sienta más acogedor.

La luz y el movimiento de la luz alrededor de un espacio es clave. Asegúrate de que los tonos gris y beige que elijas para tus paredes reflejen la luz o crean un brillo.

Agrega acentos contrastantes

La forma más fácil de evitar que estos colores se vean demasiado neutrales es agregando obras de arte y accesorios que incorporen otros colores y texturas. Con paletas neutrales, es muy importante colocar capas de materiales y colores a través de texturas o patrones, de lo contrario, los espacios pueden sentirse plano y soso.

Cuando una habitación tiene techos altos y mucha luz natural, el gris o beige funciona bien, ya que el volumen y la luz ya existen. En esos casos, puedes jugar con los contrastes, como la oscuridad versus la luz, para crear una atmósfera cálida.

interior gris con negro

 

Esperamos que estos consejos para añadir tonos gris y beige a tu hogar te ayuden a obtener los resultados deseados en tu proyecto de rediseño de tu casa o trabajo. Recuerda compartirnos tus experiencias en los comentarios.

También te puede interesar: Cómo elegir colores de pintura de oficina.