cunero con velo

Consejos para diseñar la habitación de tu hijo

Si has visto el tiempo correr demasiado rápido y el bebé ha crecido y ahora debes buscar la actualización de una habitación para transformarla en su cuarto. ¿No sabes por donde empezar? No te preocupes, aquí hay algunas cosas que puedes tomar en cuenta al amueblar la habitación de tu hijo que ya no es tan bebé.

No solo se trata de pasarle una nueva capa de pintura de colores. Debes de ponerte un poco creativo para saber que debes de hacer.

Busca siempre la Seguridad

Al igual que con una guardería, la calidad en la seguridad debe ser lo más importante a la hora de planear. Cuando se trata de elegir muebles para niños pequeños, no debe haber bordes afilados, enchufes eléctricos expuestos ni pequeños tornillos sueltos.

Evita también tener cerraduras, cuerdas desmontables u objetos pequeños accesibles que el niño pueda llevarse a la boca. Una buena recomendación es aplicar pintura de látex en las paredes, este tipo de pintura no es toxica y seca rápidamente, además es fácil de aplicar y lavar.

Crea un buen espacio

Una excelente manera de ahorrar espacio es tener un almacenamiento debajo de la cama. Esto no solo es excelente para almacenar los juguetes de tu hijo, sino que también lo hace súper accesible cuando los niños juegan con sus juguetes en el piso el 90% del tiempo.

El armario puede acomodarse para tener también ropa, bolsos, libros, juguetes varios, y una colección de aditamentos que toda madre utiliza.

Opta por armarios largos, cajones debajo de la cama, literas y camas altas. Estos se duplican como muebles y espacios de almacenamiento. Estas son excelentes maneras de ahorrar espacio en una habitación de tamaño pequeño. No olvides usar pintura de látex para complementar el cuarto y estimular a tu hijo con colores.

Elige los colores correctos

Cuando observas una rueda de colores, te fijaras que cada color tiene su propio color complementario.

Cuando estos colores se colocan uno al lado del otro, crean un fuerte contraste y se refuerzan entre sí. Si tienes planeado usar más de un color para la habitación, es posible que desees combinar el color principal del cuarto con un color complementario adecuado.

¿No puedes decidir el esquema de color de la habitación?

La decisión de que color de pintura piensas usar puede ser un poco complejo, pero no debes complicarte mucho, te vamos a dar una pequeña guía de colores que se usan sin pensar en un género especifico.

Amarillo: un color brillante y vivo, el amarillo significa alegría, felicidad y optimismo. Si tu hijo tiene una disposición ‘alegre’ y siempre está sonriendo, este color puede adaptarse a su personalidad.

Naranja: otro color alegre, el naranja representa energía, entusiasmo y calidez.

Verde: un color estrechamente asociado con la naturaleza, la juventud y la generosidad, este color puede usarse mejor para los niños que aman la naturaleza.

También podría interesarte: Ideas sencillas para renovar tu baño