jardín

Consejos para un césped listo para el verano

Un césped listo para el verano solo toma unos días de cuidado. De hecho, solo un poco de TLC adicional garantiza que tu bello jardín pueda soportar las altas temperaturas. Te tomará un fin de semana para limpiar y cuidar tu césped en la primavera, traduciéndose como un césped más verde y listo para el verano que también requiere menos mantenimiento cuando las temperaturas aumentan.

Sigue estos consejos para asegurarte de que tu césped se mantenga en forma durante todo el verano.

También te puede interesar: Formas de actualizar tu hogar para el verano

Limpia los escombros

Después de un largo invierno y primavera, tu césped probablemente estará cubierto de escombros conocidos como paja. La paja incluye las agujas de pino, las hojas muertas, la hierba muerta y otras cosas que se acumulan en el césped durante los meses de invierno.

Tiene la mala costumbre de cubrir tu hierba saludable y bloquearla del sol. Es más, la paja puede absorber demasiada agua y causar marchitamiento.

Retira con cuidado tanta paja como puedas, no seas demasiado agresivo, ya que tu césped de primavera seguirá siendo bastante frágil mientras crece por debajo.

Fertilizante

Una capa de fertilizante realmente puede darle a tu jardín los nutrientes que necesita para desde la primavera hasta el verano.

Piense en ello como una multivitamina para tu césped. El fertilizante incluye un balance de potasio, nitrógeno y fosfato, pero el porcentaje que necesita depende del área y del tipo de pasto y suelo que tengas.

¿No estás seguro de qué usar? Contacta con un profesional del césped para obtener asesoramiento experto sobre el tipo de césped que tienes y para obtener un plan de fertilización personalizado.

Regar profundamente

La promesa de una primavera húmeda y lluviosa puede ayudarte a sobrellevar los meses cálidos y secos, pero es posible que tu césped aún necesite más.

Asegúrate de darle a tu césped al menos un par de tragos profundos antes de que el calor haga su aparición. Esto es importante en el crecimiento de raíces fuertes que soportarán el verano.

Como regla general, es mejor hacer un riego profundo de manera irregular que regar la superficie de tu césped todos los días. Asegúrate de darle a tu césped un riego profundo al comienzo de la primavera para ayudar a que crezca una hierba saludable.

Revisión de rociadores de verano

Lo último que necesitas es un sistema de rociadores roto en julio. Dale a tu jardín un chequeo de primavera para asegurarte de que todo funcione como debería antes de que haga demasiado calor.

Examina las cabezas de los aspersores, ya que pueden dañarse por el cesped o porcpelotas de béisbol, por ejemplo. Son fáciles de reemplazar y aseguran que tu césped obtenga el agua que necesita.

También puedes ajustar los patrones de rociado o cambiar el programa de riego. El objetivo es regar eficientemente, no regar más. Asegúrate de que los rociadores solo rocían la hierba, los arbustos y las flores, y no desperdicien agua en las aceras o caminos de acceso.