Formas de cambiar tu sala de estar

Si eres el tipo de persona a la que le gusta cambiar su decoración con regularidad, sabes lo caro que puede ser. La buena noticia es que no tiene por qué ser costoso. Hay muchas cosas fáciles y económicas que puedes hacer para cambiar el aspecto de tu sala de estar sin gastar una fortuna.

¿Estás listo para dar el paso siguiente? Si es así, te aconsejamos obtener tu cubeta pintura vinílica en tu tienda favorita. No olvides adquirir tus brochas y rodillos para esta gran tarea de bricolaje.

Reacomoda los muebles

¡Esta es sin duda la forma menos costosa de actualizar una sala de estar porque es totalmente gratis!

Mover los muebles le da a tu habitación un aspecto completamente nuevo y puede satisfacer tu necesidad de cambio sin costo alguno. Y si no estás preparado para mover todos los muebles, intenta reorganizar tus accesorios y estanterías. Te sorprendería el gran impacto que puedes tener.

Pinta tu sala de estar

La pintura es la forma más obvia de darle una nueva apariencia a una sala de estar, y solo te costará poco dinero y algo de tiempo.

Con la pintura, tienes infinitas opciones. Puedes pintar toda la habitación de un color; puedes pintar una pared característica. También puedes pintar algún tipo de diseño, como rayas, galones o plantillas. Con la pintura no hay límites.

Formas de cambiar tu sala de estar

Cambiar las pantallas de lámparas

Las pantallas de lámparas son como pequeñas joyas esparcidas por una habitación. Cámbialos y cambiarás el estado de ánimo. Intenta pasar de blanco a negro, de plisado a liso o de liso a estampado.

Hay muchas más opciones disponibles de las que solía haber, por lo que encontrar algo que te guste no debería ser difícil. Si no puedes encontrar lo que te gusta, siempre puedes personalizarlo.

Cojines y mantas

Agregar cojines y mantas es una excelente manera de agregar color y textura, y el impacto que crean puede darle a tu sala de estar una nueva apariencia, especialmente si los cambias con las estaciones.

Quitar las almohadas pesadas y oscuras y los cubrecamas que eran acogedores en el invierno y reemplazarlos con versiones ligeras y frescas en el verano puede levantar y refrescar una habitación al instante.

También te puede interesar: Haz que tu dormitorio se vea genial