Una pared rosa para hará más cálido tu hogar

Pasos para pintar paredes como un profesional

Pintar una habitación es un proyecto muy recurrente tanto para principiantes como para expertos en bricolaje. Después de todo, es un trabajo relativamente económico y, si algo sale terriblemente mal, es fácil de arreglar.

Pero antes de tomar tu rodillo y comenzar, necesitas tener un plan de trabajo. Sigue leyendo para aprender a pintar una habitación y de paso conoce la paleta de colores para interiores.

Planifica tu enfoque

Comienza pensando en cómo deseas que se vea el proyecto terminado y recuerda que no estás limitado a cuatro paredes del mismo color. Considera pintar una pared decorativa en un tono llamativo o resaltar las molduras en un tono o acabado contrastante.

Cómo elegir un esquema de colores para casas

Y no olvides mirar hacia arriba y ver si el techo también necesita una actualización.

Elige tu color favorito

¿Quieres un tono cálido o frío? ¿Un tono neutro o saturado? Si tienes muebles o cuadros, también querrás considerar cómo la sombra los complementará. Una vez que tengas una idea de lo que estás buscando, elige algunos tonos y obtén muestras.

Prueba las cortinas para ver cómo se ven en la habitación en diferentes momentos del día.

Elige tus herramientas y materiales

Cada proyecto es único y es posible que necesites diferentes herramientas según la pintura que elijas y el estado de tus paredes, pero hay algunos elementos imprescindibles:

  • Pintura
  • Rodillo
  • Poste de extensión del rodillo de pintura
  • Paños
  • Pinceles
  • Bandeja de pintura
  • Lijas
  • Cinta de pintor
  • Espátula

Determina cuánta pintura vas a necesitar

¿Planeas blanquear una pared gris carbón? Es probable que necesites pintura adicional cuando pases de oscuro a claro. Una base de color profundo tiende a requerir más capas de pintura que un color más claro.

Si estás pintando una superficie con mucha textura en lugar de una lisa, compra un poco más.

Prepara las paredes y la habitación

No querrás dañar tu sofá favorito o la reliquia que te regaló tu abuelita, así que cubre todos los muebles de la habitación. Si no tienes suficiente espacio, empuja todo hacia el centro.

Cubre las piezas con una tela protectora o una lona de plástico liviana y haz lo mismo con el piso.

Usa masking tape o un rollo de cinta de pintor y aplícalo firmemente en los bordes de las esquinas de la habitación, molduras y marcos de puertas y ventanas, usando una espátula para sellar si es necesario.

Quita las cubiertas de los tomacorrientes y los interruptores de luz y aplica la  cinta para protegerlos de las gotas de pintura.

Elige tus técnicas de pintura

Trabaja desde la parte superior de la habitación hacia abajo, comenzando por los techos. Si estás cubriendo paredes oscuras con un tono más brillante, toma en cuenta tres capas: el sellador, más dos capas del nuevo color para asegurarte de que no se vea nada.

Cuando apliques pintura con el rodillo, usa trazos largos en forma de W para una cobertura amplia (y para evitar esas molestas marcas de rodillo). Una vez que la pared esté seca al tacto, estará lista para una segunda capa.

Si estás pintando la moldura, retira la cinta de pintor y espera a que las paredes se sequen antes de aplicar cinta adhesiva. Comienza con la moldura más cercana al techo, continúa con los marcos de puertas y ventanas y, finalmente, los zoclos.

No olvides la ventilación

Asegúrate de que tu espacio esté bien ventilado durante todo el proyecto. Mantener la habitación caliente y un ventilador en funcionamiento, definitivamente ayudará a acelerar el proceso de secado.

Limpieza profunda

Quita toda la cinta asegurándote de que cualquier derrame o salpicadura esté seca antes de moverla. Para pinturas a base de látex y agua, limpia las brochas con agua y jabón.

Si utilizaste las brochas en pintura de aceite, déjalas reposando en un recipiente con diluyente. ¡Ten mucho cuidado si tienes niños pequeños o mascotas!

Date suficiente tiempo

El tiempo que tome tu proyecto dependerá del tamaño de tu habitación, cómo estés pintando y tu nivel de habilidad. Por ejemplo, usar un tono oscuro en las paredes y pintar el techo y las molduras llevará más tiempo que simplemente hacer las paredes en un tono neutro.

Si bien algunos espacios se pueden realizar en pocas horas, otros pueden demorar varios días. Asegúrate de presupuestar más tiempo del que piensas y no olvides tener en cuenta la preparación y limpieza.

También te puede interesar: 4 tendencias de diseño de interiores