¿Pinto las puertas del mismo color de las paredes?

Hay muchos propietarios que pasan por alto las puertas interiores cuando deberían usarlas puertas hacer una declaración decorativa. Sin embargo, no siempre es necesario pintar las puertas de un color diferente para que destaque de la pared.

Si andas pensando en los colores para pintar mi casa, te recomendamos darte una vuelta por Pinterest y obtener excelentes referencias para tu hogar; algunas puertas están moldeadas con detalles impresionantes con arquitecturas delicadas, pero eso no significa que estas puertas deban saltar de las paredes.

Siempre puedes pintar tus puertas del mismo color que las paredes para que llame la atención de los visitantes potenciales; es bueno combinar los colores de tu puerta con el diseño y los atributos de la habitación.

puertas de colores

Obtén una apariencia elegante:

Si pintas tu puerta de un color que contraste con la pared, como azul brillante contra blanco o naranja, seguramente atraerás la atención de las personas. Sin embargo, esto cortará visualmente una habitación pequeña.

Por otro lado, si deseas darle a tus puertas una apariencia elegante y uniforme, o si la puerta está ubicada en un lugar anormal, como cerca de una esquina o al final de un pasillo, puedes pintar fácilmente las puertas y sus molduras del mismo color que tus paredes interiores.

Según los pintores de casas profesionales, puedes usar pintura semibrillante para darle a una puerta de aspecto básico un poco de distinción o usar una pintura de alto brillo para darle más presencia a una puerta atractiva. Por lo general, es probable que las puertas y sus molduras se ensucien por el uso excesivo.

Por lo tanto, es útil aplicar una pintura que tenga al menos algo de brillo, ya que es más fácil de limpiar que la pintura plana.

Si estás pensando en darle a tu puerta un color llamativo, combina el color de tu puerta con el color de acento de la habitación para que encaje.

Puertas de doble personalidad:

Si quieres pintar la puerta de un color diferente en cada lado, tendrás que elegir uno para el borde de la puerta.

Si tu puerta permanece abierta con mucha frecuencia, puedes elegir un color de pintura que complemente las paredes interiores y exteriores de tu habitación.

Puedes usar tonos neutros como el blanco, el negro, el gris o el beige, ya que normalmente combinan bien con paredes claras o brillantes. Por ejemplo, puedes pintar la puerta de la cocina con una capa de pintura de pizarra, ya que son útiles y también tienen una apariencia interesante.

También te puede interesar: Colorea tus paredes sin pintura