app diseño de interiores

Tips útiles de algunas diseñadoras de interiores

Dicen que Roma no se construyó en un día y, si somos completamente honestos, tampoco lo fue el conjunto de habilidades de decoración de nadie. Mientras que algunas personas son bendecidas con un ojo natural para el diseño, la creación de un lugar bien equipado requiere mucha experiencia, prueba y error, y, sí, algunas lecciones aprendidas en el camino.

La buena noticia es que no tienes que volver a la escuela este otoño para aprender una o dos habilidades nuevas. Para ayudarte a afinar aún más tu diseño, le pedimos a un puñado de expertos, las mejores lecciones de decoración que aprendieron.

Si bien sus respuestas abarcan desde la medición de su habitación hasta la aceptación de los defectos de su espacio, una cosa es segura: cuando se trata de un gran diseño, nunca dejaremos de aprender.

Crea esquinas acogedoras

Creo que otra increíble lección de diseño que aprendí fue sobre el ablandamiento de las esquinas. ¿Sabes cómo la mayoría de las cosas y los muebles tienen ángulos de 90 grados? Por ejemplo, mesas de centro cuadradas / rectangulares, marcos, sofás e incluso almohadas.

Bueno, agregando los elementos redondos aquí y allá para acentuar el espacio realmente pueden suavizar todo el aspecto del espacio y hacerlo sentir mucho más atractivo. Agrega algunas mesas laterales o almohadas redondas para acentuar todos los bordes más afilados de tu habitación y te sorprenderás de lo espacioso que se sentirá — Brianda Santos, diseñadora de élite decorista

Estrategia

He visto que una habitación encantadora puede ser decepcionante debido a los muebles, los accesorios y la iluminación escasa. Me encanta el uso de una lámpara de gran tamaño, pero tiene que funcionar dentro de la escala de una habitación, y si te golpeas la cabeza con solo entrar en la habitación, entonces este es un fallo de diseño. – Gustavo Fernandez, diseñador de interiores

No escatime en el fondo

He aprendido que nunca se debe empapelar solo una pared. No lo hagas. Parece que entraste con pantalones cortos. Si vas a empapelar, hazlo por completo, esto te será de gran ayuda al momento de pintar.

Utiliza una app diseño de interiores para que tengas una idea de los tonos que van más a corde con la decoración de los espacios; esto comprende muebles, lamparas, alfombras entre otros accesorios, te encantará —Susana Salas, cofundadora de Agua Interiores.

Capa arriba

Las capas son la clave para una habitación bien equilibrada, cómoda y acogedora. Al colocar varios colores, texturas, materiales, textiles e incluso piezas de muebles, crea una profundidad, calidez y sofisticación en el espacio.

Por ejemplo, si tienes una silla frente a una ventana, cubre el espacio con una cortina de lino, un tiro de mohair, una almohada de terciopelo, una mesa auxiliar de ratán, una lámpara de pie de latón y una alfombra vintage para elevar instantáneamente esta pequeña área.

Al agregar unas pocas capas de textura, color y materiales, este espacio de repente se siente como un oasis intencional bien compuesto en un rincón subutilizado -Erica Durán, diseñadora clásica decorista.

Medir es imprescindible

Mide y vuelve a medir constantemente. Es muy importante obtener la escala adecuada de las cosas, de modo que cuando vaya a diseñar esté al tanto de las proporciones y tamaños adecuados. —Jimena Rueda, cofundadora y diseñadora principal de Diseño ideas

Tómate tu tiempo

La mejor lección que he aprendido como diseñador de interiores es permitir que una habitación y tú evolucionen con el tiempo.

Muchas veces, instantáneamente queremos una habitación terminada en un período de tiempo que solo sea factible en un programa de televisión de 30 minutos.

Mi sugerencia es encontrar esa pieza de la que estás enamorado. Puede ser un sofá, una cama o simplemente una obra de arte. A partir de ahí, deja que tu mente divague y desarrolle el resto del espacio alrededor del mismo sentimiento evocado cuando encontraste esa pieza. Pregúntate cómo te hizo sentir. ¿Por qué me hizo tener esos sentimientos … y construir sobre esa emoción? – Jua Morán, diseñador de interiores

Abraza el desorden

Una de las mejores lecciones que he aprendido en diseño es dejar de luchar por la perfección. El diseño interior es más una forma de arte que una ecuación matemática. Todos estamos constantemente creando y midiendo con base a listas de tareas o una rúbrica específica.

Es fácil quedar atrapado en la idea de que todo debe ser perfecto. Ese pensamiento puede ser un poco defectuoso, porque lo que hace que el arte sea realmente impresionante son los trazos que parecen estar fuera de lugar. En diseño, las segundas revisiones son inevitables. Además, esas revisiones a menudo resultan ser las hermosas características destacadas en una habitación que nunca esperé.

Esos momentos me empujan artísticamente. Hay belleza en la imperfección. – Bárbara Remigio, diseñadora de interiores

También te puede interesar: ¿Cómo pintar una comoda?