Una decoración francesa en tu dormitorio

Así que estás enamorado de los motivos clásicos de la decoración francesa, pero anhelas un estilo más relajado en el dormitorio. Voilà, ahí es donde entra la decoración del dormitorio del país francés.

Es el toque perfecto en el diseño europeo atemporal. Fresco, divertido y sin pretensiones son las palabras que usarás para describir tu nuevo refugio en la habitación.

Tal vez sea porque estamos obsesionados con el diseño francés, pero este estilo es un favorito en muchas casas. ¡Aquí hay algunas maneras fáciles de obtener un estilo de dormitorio de campo francés que te hará decir “oh la la”!

Si ya estás listo para poner manos a la obra, puedes ir comprando tu masking tape azul y pintura vinílica para lograr un gran resultado. ¡Conviértete en un experto de la noche a la mañana!

1. Una corona de cama en tu dormitorio

Son menos formales que un dosel completo, ¡y la mejor parte es que no necesitarás una cama completamente nueva! Estas medias marquesinas añaden un toque de elegancia y atraen la atención haciendo que el dormitorio parezca aún más grande.

Puedes obtener una corona de cama prefabricada o seguir la ruta de bricolaje con una barra de tensión y un estante de caja. Para las telas, elige algo que complemente tu ropa de cama, pero que no combine exactamente.

El blanco siempre es una excelente opción, pero no puedes equivocarte con otros colores apagados como el azul, el bronceado y el gris.

2. Marcos de pared de galería

Son clásicos, fáciles de encontrar y se ven geniales en cualquier lugar del dormitorio. Intenta colocarlos sobre la cama o sobre un mueble grande como una cómoda. Son un punto focal instantáneo.

Cuando busques marcos, opta por algunos con detalles ornamentales y píntalos con colores relajados que complementen el dormitorio.

Luego simplemente agrúpalos como un grupo, dejando el mismo espacio entre cada uno. También puede llenar algunos con objetos decorativos como flores o letreros, pero deja algunos vacíos para obtener ese ambiente informal.

3. Bonitos candelabros pequeños en tu dormitorio

Delicado o rústico, nada le da a un dormitorio un ambiente francés instantáneo como un pequeño candelabro. El truco para lograr el estilo campestre francés con estos accesorios de iluminación es que se mezclen con el resto de la decoración.

Esto no pretende ser el gran tapón del espectáculo como esas piezas abrumadoramente grandes en un salón de baile formal.

Elegir un candelabro en blanco, transparente o con brazos muy delgados es una excelente manera de obtener ese aspecto simple pero refinado.

Una decoración francesa en tu dormitorio

4. Cojines de cama antiguos

Tu dormitorio debe verse cómodo y acogedor, pero las almohadas son definitivamente la parte divertida.

Las almohadas de algodón suave con volantes y ojales son perfectas para presentar esa vibra bien vivida.

Elige fundas de almohadas que sean más básicas (oye, realmente tienes que dormir con ellas), pero agrega un poco más de detalle con las almohadas más pequeñas.

5. Colores apagados y elementos de madera en tu dormitorio

Tan obvio como parece al mirar estas fotos, la base de cualquier gran dormitorio del condado francés es, por supuesto, la paleta de colores apagados. ¡Pero eso no significa que tengas que quedarte solo con blancos y grises!

Hay magníficas versiones apagadas de amarillos, azules e incluso rosas, que serán perfectos para un look campestre francés.

Agregar elementos de madera al techo o a la pared es una forma divertida de darle a la habitación un encanto campestre francés, sin desviarse de la paleta de colores existente.

También te puede interesar: Obtén espacios brillantes y dorados