El mejor color para tu sala de conferencias

Ingresa a cualquier edificio de oficinas y es probable que encuentres habitaciones pintadas en colores neutros como el blanco y el gris. Esto es especialmente cierto en el caso de las salas de conferencias, que generalmente se consideran estrictamente de negocios.

Sin embargo, muchas empresas están replanteándose su estilo y remodelando sus oficinas para incorporar color y crear ambientes más acogedores.

Considere la amplia gama de cosas que suceden en las salas de conferencias: realizar entrevistas, reunirse con clientes, generar nuevas ideas comerciales y finalizar contratos. Un color más vibrante parece más adecuado que un neutro monótono, pero ¿cómo elegir el correcto?

Los colores tienen un impacto significativo en el cerebro, influyendo en el estado de ánimo y la productividad de las personas. Así como la selección de colores para la marca de su empresa es importante para transmitir el mensaje correcto sobre su empresa, la elección de los colores de pintura adecuados para su sala de conferencias es fundamental para promover una atmósfera que refleje sus ideales comerciales.

Azul

Considerado uno de los colores más intelectuales, el azul es una excelente opción para las salas de conferencias. Es un color tranquilo pero estimulante que promueve la confianza y la comunicación, así como la creatividad y la motivación. Los tonos más profundos de azul son especialmente útiles para aumentar el enfoque y la productividad.

Rojo

Significando fuego, fuerza, autoridad y éxito, el rojo es un color poderoso. Considere usarlo para motivar a los empleados o estimular a los clientes a tomar decisiones rápidamente, pero tenga cuidado porque también puede provocar discusiones acaloradas. Dependiendo de su intención, usar el rojo como color de acento puede ser más apropiado.

Verde

Con fuertes lazos con la naturaleza, el verde es una excelente opción de color para las empresas que fomentan la innovación. La idea de crecimiento se refleja en tonos verdes, lo que favorece la lluvia de ideas, la colaboración y la creatividad. Sus tonos relajantes también son beneficiosos para tener conversaciones difíciles.

Naranja

Si desea pintar su sala de conferencias con un color llamativo como parte de la remodelación de su oficina, pero el rojo es demasiado llamativo, el naranja es una opción fantástica. No es tan intenso, pero sigue siendo estimulante e inspira creatividad y colaboración. Se dice que el naranja es un color de pintura excelente para las organizaciones que hacen mucho trabajo en equipo o negocian.