Pinta el interior de tu casa de forma segura

Es hora de comenzar ese proyecto de pintura. Has comprado brochas, pintura, rodillos y más, y todo está casi listo para comenzar a pintar el interior de tu casa.

¿Has tomado todas las precauciones de seguridad necesarias? Considera si tienes todo el equipo necesario, si hay ventilación adecuada disponible en la habitación que se va a pintar y cómo limpiar y desechar adecuadamente los materiales cuando termines.

Checa las tendencias en colores para interiores de casas y decide cuáles van contigo, tu hogar y tu familia. ¡Conviértete en un verdadero experto en el bricolaje!

interior de tu casa

Asegura una ventilación adecuada en el interior de tu casa

La ventilación adecuada es probablemente lo más importante a considerar si se utiliza una pintura a base de solvente. Para evitar cualquier peligro potencial, abre las puertas y ventanas del interior.

Ten cuidado con la seguridad de las escaleras

Sorprendentemente, la seguridad de las escaleras es algo que se pasa por alto fácilmente. Esto evitará posibles caídas y lesiones. Además, garantizará que los recipientes de pintura no se caigan mientras se trabaja.

Mientras usas una escalera segura, asegúrate de no inclinarte demasiado en la escalera para llegar a ciertos lugares. Lo mejor es simplemente bajar, mover la escalera y volver a subir para pintar.

Limpia a fondo el interior de tu casa

Ya sea que hayas terminado o simplemente te detengas por el día, limpia tu espacio de trabajo.

Algunas pinturas son inflamables, así que guárdalas en un lugar fresco y seguro. Asegúrate de que tu espacio de almacenamiento no esté cerca de una fuente de calor o llama abierta, ya que los vapores de pintura mezclados con el calor podrían provocar un incendio.

Además, cualquier trapo que haya estado expuesto al diluyente de pintura podría ser un peligro potencial de incendio en el interior de tu casa.

Guárdalos afuera hasta que puedas desecharlos adecuadamente. Si vas a usar más diluyente de pintura, usa trapos nuevos en su lugar.

Deja tiempo para que las habitaciones se sequen

Cuando hayas terminado, dale a la habitación el tiempo suficiente para que se seque. La gente puede pensar que unas pocas horas serán suficientes, pero la pintura necesita unos días para secarse correctamente.

Además, asegúrate de que la habitación permanezca ventilada, para que los vapores puedan dispersarse adecuadamente. Mantén tu ventilador encendido y deja las ventanas abiertas si el clima lo permite.

Pintar en interiores no es difícil y puede ser un proyecto gratificante, pero querrás hacerlo de manera segura.

También te puede interesar: ¡Tu trabajo de pintura puede ser un éxito!