Quita las manchas de óxido en pisos vinílicos

Aunque el piso de vinilo es resistente a la mayoría de los derrames y manchas, hay algunas cosas que dejarán una marca duradera, y el óxido es una de ellas.

Aprender a eliminar las manchas de óxido de tu piso de vinilo te ahorrará dinero y ayudará a mantener el aspecto de tu piso en los próximos años.

Problemas por no cuidar tu piso y muebles de la humedad

Hay algunas opciones diferentes que puedes intentar que van desde remedios caseros hasta limpiadores comprados en la tienda.

Imagina que tienes un mueble de metal, pasas el trapeador o tallas el piso y se te olvida secar bien. Es en ese momento que empieza a aparecer el óxido.

Resulta que tienes un doble problema, porque no solo tu piso está dañado, sino que también comienza a dañarse tu mueble de metal. ¿Cómo solucionarlo? Pues bueno, tienes la opción de arreglar la zona y adquirir pintura antióxido para obtener una protección duradera.

quitar manchas de óxido en pisos vinílicos

Remedio casero

El hogar promedio tendrá estos productos cotidianos, pero si no, también son relativamente económicos y se encuentran en tu supermercado local.

Comienza por obtener vinagre, bicarbonato de sodio, un tazón de agua y trapos listos y dirígete al área manchada de óxido.

Extiende una capa de bicarbonato de sodio sobre la mancha de óxido y humedece tu trapo con el vinagre.

Masajea suavemente el área manchada de óxido durante unos minutos y luego enjuaga el piso con agua. Es probable que necesites repetir este proceso varias veces hasta que la mancha de óxido se haya levantado.

Si el bicarbonato de sodio no parece ser suficiente, también puedes intentar limpiar el área con alcohol, solo frota el área.

Otras opciones para quitar las manchas

Es importante evitar productos que tengan una alta concentración de blanqueador.

Estos productos pueden causar problemas aún más grandes como dejar manchas blancas que no se pueden eliminar.

También querrás evitar los limpiadores de pisos clorados, por la misma razón.

La clave es evitar que ocurran manchas de óxido en primer lugar. Evita salpicar grandes cantidades de agua en el piso, así como la acumulación de agua durante las temporadas húmedas.

También te puede interesar: Sal y vinagre, elimina el óxido del metal