Colores para transformar una habitación

Los colores de pintura pueden marcar la diferencia al disfrutar o sentirse incómodo en una habitación. El color es aún más emocionante cuando nos damos cuenta de cómo afecta la forma en que vemos el espacio.

El color puede alterar nuestra percepción del tamaño y la forma de una habitación.

¿Estás tratando de determinar cuánto tiempo necesitas para pintar una habitación? Echa un vistazo a estos consejos para ayudarte en tu proyecto de pintura.

Te recomendamos adquirir tu cubeta pintura vinílica para esta gran tarea. Asimismo, adquiere tus brochas y rodillos de calidad. ¡Te sorprenderás del resultado!

Estados de ánimo y percepciones

Diferentes colores de pintura e incluso diferentes valores del mismo color tienen efectos diferentes.

En general, los colores más claros y más fríos tienden a retroceder; aparecen más lejos. Los colores más oscuros y los colores más cálidos avanzan; parecen moverse hacia nosotros.

Podemos usar este concepto para hacer que el espacio parezca más grande o más pequeño; cambiar la forma del espacio. Enfócate en los puntos focales y los aspectos positivos del espacio, y oculta o minimiza las características no tan atractivas.

Colores para transformar una habitación

Cambiar el tamaño

Si una habitación es muy grande y no se siente cómoda, pinta el techo de un color más oscuro que las paredes para que parezca más bajo, y así la habitación se siente más acogedora.

Por el contrario, si el espacio te hace sentir claustrofóbico, pinta el techo de un color más claro, lo que aumentará la altura aparente del techo.

Como resultado, la habitación se sentirá más espaciosa. También puedes pintar los techos de espacios exteriores, como el porche. Un azul suave dará la ilusión del cielo arriba.

Ampliar una habitación

Ampliar una habitación con colores más claros permite que tu ojo viaje continuamente por el espacio, haciendo que la habitación parezca más espaciosa.

Cuando usas diferentes colores, tu ojo se detiene en la línea donde cambia el color.

Esto hace que los bordes, y por lo tanto el tamaño de la habitación, sean más evidentes. Ves los límites. Con el mismo color, no ves límites y el espacio parece continuar.

También te puede interesar: Protege tu casa de la humedad y el agua