La impermeabilización interior y exterior

La impermeabilización tiene su chiste (como muchas cosas en la vida) Entonces, es importante comenzar diciendo que la impermeabilización interior y exterior tiene grandes diferencias.

¿Recuerdas lo emocionado que estabas el día que compraste y recibiste las llaves de tu casa? ¿Por qué no dedicas tiempo y esfuerzo para asegurarte de que tu casa esté en condiciones casi perfectas tanto el interior como el exterior?

Aquí te explicamos más sobre la impermeabilización de techos y la impermeabilización interior. Recuerda que una gran inversión te garantiza resultados óptimos a mediano y corto plazo.

impermeabilización interior

La diferencia entre la impermeabilización interior y exterior

La impermeabilización exterior es la primera defensa contra el agua y consta de canalones que recogen el agua y la llevan fuera de tu hogar.

Por eso es tan importante mantener siempre limpias las canaletas. Otra parte importante de la impermeabilización exterior incluye una membrana impermeable, que se instala alrededor de los cimientos de tu casa para protegerla de la humedad.

El siguiente es un sistema de drenaje exterior, como un desagüe francés. Este sistema puede requerir algo de trabajo, porque requiere excavación a lo largo de los cimientos de la casa.

La impermeabilización exterior también es más cara que la impermeabilización interior, porque requiere más trabajo y más material, pero evita de manera eficiente que el agua se acerque a los cimientos de tu hogar.

Impermeabilización interior

La impermeabilización ayuda a que el agua que se filtra hacia el sótano, sea desviada hacia afuera de la casa.

Estos sistemas de drenaje interior están compuestos por tuberías y desagües que atrapan las fugas o se instalan debajo de los cimientos para recolectar el exceso de agua subterránea.

La impermeabilización interior y exterior tienen sus pros y sus contras. La impermeabilización interior solo se puede usar para eliminar el agua que ya se ha acumulado en tu sótano, por lo que, en primer lugar, no son efectivas para evitar que el agua ingrese al sótano.

Conclusiones

La impermeabilización exterior puede ser costosa, pero mantiene el agua alejada de tus cimientos y del interior de tu casa o sótano.

Independientemente del método que decidas, lo importante es que estés haciendo el esfuerzo de mantener tu hogar cálido y seco.

También te puede interesar: ¿Es complicado impermeabilizar un techo?